LaHora

Salsa Bechamel

Aprende cómo hacer salsa bechamel casera de forma muy fácil y sin grumos. Es un clásico de la cocina, una salsa que puede utilizarse en multitud de recetas y que se hace con ingredientes básicos que seguro que siempre tienes en casa.

Según la ocasión se puede variar ligeramente, sobre todo si se añaden especias en función de la receta para que no sea una simple salsa de acompañamiento sino que aporte personalidad al plato.

 Ingredientes para hacer salsa bechamel casera, fácil y sin grumos:

500 ml de leche (el equivalente a un poco más de dos vasos).

45 gr de mantequilla sin sal (unas 3 cucharadas soperas).

30 gr de harina de trigo (unas 2 cucharadas soperas).

Sal y especias al gusto. Pueden ser nuez moscada y pimienta negra recién molida.

 Preparación:

Pon un cazo a fuego suave y echa en él la mantequilla. Espera a que la mantequilla se derrita y se quede líquida.

Cuando eso ocurra añade la harina y mezcla bien con unas varillas para que no se formen grumos y el aspecto sea homogéneo.

Cocina durante 2-3 minutos sin parar de remover con las varillas para que la harina pierda su sabor crudo y aporte el mejor sabor posible a la bechamel.

A continuación añade un poco de leche (algo menos de la mitad) a la vez que sigues mezclando con las varillas sin parar. Cuando se haya integrado todo e incluso empiece a espesarse añade otra tanda de leche y cuando vuelva a espesarse incorpora el resto. Recuerda tener en todo momento el fuego suave y no dejar de remover con las varillas.

Dependiendo de la temperatura del fuego puede tardar unos 10 minutos en espesarse, a veces más y a veces menos. Si quieres asegurarte de que no se formen grumos lo ideal es que estés todo el tiempo removiendo con las varillas de forma suave, aunque si el fuego está muy bajito puedes ir removiendo de vez en cuando.

Añade sal al gusto y también las especias.

Cuando la salsa esté cremosa y con la textura que estés buscando, apártala del fuego. Eso si, ten en cuenta que al enfriarse sigue espesándose un poco más.

Finalmente pruébala por si hay que rectificarla de sal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.