LaHora

Venezuela tiene más circulante en dólares que Estados Unidos

Afirma que en postpandemia el país entrará en una recesión peor que la vivida en Europa tras la Segunda Guerra Mundial

En la actualidad el billete de dólar posee una baja circulación en la vida diaria de los estadounidenses, primero la era del plástico y después las transacciones online redujeron la presencia del papel moneda en los Estados Unidos, sin embargo en el país ocurre lo contrario, así nos lo explica el experto en temas económicos, Williams Caballero.

“Venezuela tiene más circulante en dólares que Estados Unidos, esto se debe a que hay permanentemente una inyección de dólares a la economía nacional, saturándola de un efectivo que, por lógica, trae consigo más inflación y merma del poder adquisitivo del ciudadano de a pie”.

Señaló que la Reserva Federal de los Estados Unidos cada cierto tiempo reemplaza los billetes que circulan por toda aquella nación. “Llevan los billetes viejos a sus oficinas donde son incinerados, mientras los cargamentos nuevos se reparten a través de los bancos, de este modo nunca hay un exceso de circulante”.

Caballero precisó que día a día hay mayor número de dividas pasando de mano a mano, esto ocasionó una reducción notoria del poder de compra con moneda extranjera.

“Hace dos o tres meses, 100 dólares era un cifra importante, una familia promedio podía hacer un mercado aceptable para 20 días o un mes; sin embargo en este momento apenas si alcanza para la alimentación de una semana”.

El conocedor en el área financiera  señaló que la distorsión económica venezolana es tal que cualquier sistema monetario que se implante fracasará como ya ocurrió con las reconversiones y con la dolarización de hecho del país.

Caballero fue enfático en indicar que solo la dolarización completa de la economía junto con una apertura del sistema y la inversión privada, son las vías para lograr rescatar y sanear a la economía de Venezuela la cual “está moribunda”.

Recesión

Auguró que el modelo económico venezolano terminará en una recesión aún peor a la vivida por Europa tras la Segunda Guerra Mundial, y precisó que los estragos de la Pandemia aunado a la aniquilación del sistema productivo venezolano no podrán solucionarse a corto plazo.

“Estamos hablando- prosiguió – de las consecuencias de la pandemia y de los efectos, aún peores, de una política de Estado que en vez de fomentar la industria nacional, la destruyó por completo dejando al país débil e inestable”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.