LaHora

Latinoamérica tantea más apertura tras seis meses de pandemia y 310.000 muertes

Latinoamérica comenzó la semana tanteando nuevas medidas de reapertura en medio de la presión por cumplirse seis meses de una pandemia que, además de dejar 8,2 millones de contagiados y 310.000 muertos en la región, ha causado el desplome del empleo y la economía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que los casos acumulados de COVID-19 desde que empezó la pandemia llegaron a los 28,9 millones, mientras que las muertes ascienden a 921.801.

La India, segundo en número de casos del mundo (4,8 millones), se mantiene como el país más afectado por cifra de contagios diarios, con más de 92.000, le siguen Estados Unidos ( más de 40.000), Brasil (33.500), España (12.000), Argentina (10.700) y Francia (9.600), según datos de la OMS.

Pese al repunte en la India, América sigue siendo la región más devastada del mundo por la pandemia y, de hecho, 6 países del continente se ubican entre los diez primeros del mundo en número de casos: Estados Unidos es la nación con más infectados (6,5 millones) y de muertos (más de 194.200), tercero es Brasil y le siguen Perú (5), Colombia (6), México (7) y Argentina (lugar 10).

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, dentro de Latinoamérica, Brasil reporta 4,3 millones de infectados y más de 132.000 muertes, le siguen Perú (más de 733.800 casos y 30.812 decesos) y Colombia (unos 716.000 enfermos y casi 23.000 defunciones).

Tras ellos se ubican México (más de 668.000 casos y 70.800 fallecidos), Argentina (unos 555.500 infectados y 11.400 decesos) y Chile (unos 434.700 contagios y 12.000 muertes).

Con esto, América acumula alrededor de 15 millones de contagiados y más de 513.000 fallecidos. Y de esa cifra, la región de Latinoamérica y el Caribe aporta 8,24 millones de casos (28,33 % del total global) y más de 310.000 decesos.

El continente sigue experimentando, además, la mortalidad más elevada, especialmente en Brasil y Estados Unidos, con 814 y 803 fallecidos en el último día, respectivamente, reportados a la OMS. Y en el mundo, siguen en mortalidad diaria México (421) y Colombia (216).

En cuanto a Centroamérica, el peor panorama lo presenta Guatemala, que también acaba de cumplir un semestre desde que detectó su primer caso de coronavirus y a la fecha suma unos 3.000 fallecidos por la enfermedad, la cifra más alta de esa subregión.

Un paso adelante para la reapertura

Este lunes, un estudio de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) advirtió que Perú (39 %), Costa Rica (21 %) y Chile (21 %) son los países de todo el mundo que más porcentaje de empleo perdieron entre marzo y julio de este año como consecuencia de la pandemia. A ellos se suman en la región, con tasas más bajas, Colombia (12 %), Brasil (10 %) y Argentina (7 %).

El informe subraya que “el factor común en la evolución de los mercados laborales ha sido la pérdida de empleos a partir de las medidas de contención del contagio”, por eso la región sigue intentando una reapertura escalonada que permita afrontar la devastadora crisis.

En ese sentido, Panamá, que reporta más de 100.000 casos y supera las 2.000 muertes por el coronavirus, suspendió desde este lunes la restricción de movilidad por género y suavizó el toque de queda instaurado para frenar la propagación de la COVID-19.

También Ecuador, que acumula 119.000 casos y 11.000 defunciones por coronavirus, entró este lunes en un nuevo orden regulatorio, en que la imposición de restricciones recae sobre los Gobiernos locales, mientras los sectores productivos reclaman menos trabas a sus esfuerzos por reactivar la economía.

Y en el mismo camino, Paraguay (27.818 contagios y 525 muertes) abrió el tráfico aéreo de pasajeros con dos “vuelos burbuja” con Uruguay, limitados a empresarios de ambos países y dentro de un plan piloto de cara a la reanudación de todas las rutas que estaban operativas hace medio año.

Sin embargo, el continente asume ya la realidad de los rebrotes en varias zonas.

De hecho, nuevos brotes en el interior de Argentina eran hoy la principal preocupación en el país, donde en los últimos meses la pandemia se concentró en la capital y en la provincia de Buenos Aires y ahora presenta altas cifras de contagios en otras provincias.

De ahí que las autoridades recomendaran que en las 18 provincias donde hay transmisión comunitaria se redoblaran “los esfuerzos para minimizar la circulación de personas”.

La tendencia creciente de casos hizo también que Honduras ampliara el toque de queda hasta el 20 de septiembre para frenar la expansión del coronavirus, que ha dejado 2.079 muertos y 67.789 contagiados en esa nación.

Mientras que en Venezuela, con más de 60.000 contagios y unos 480 decesos, el Gobierno decidió mantener sus aeropuertos cerrados al menos hasta el 12 de octubre y descartó que el año escolar 2020-2021, que está previsto para comenzar el próximo miércoles, implique la vuelta de las clases presenciales.

Asimismo, en Canadá, el primer ministro Justin Trudeau advirtió este lunes que puede ser necesario ordenar nuevamente el confinamiento de la población ante el constante aumento del número de casos en el país, que acumula unas 138.000 infecciones y 9.200 fallecimientos.

(EFE)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.