LaHora

Una historia que contar …

Ernesto Sánchez Carmona

Las gobernaciones y el poblamiento de Coche

Nos señala en su obra Cien Años de Historia Margariteña, don Jesús Manuel Subero, que la evolución política de Margarita, tiene su punto de partida “legal-histórico”, a partir de la Real Cédula, fechada en Madrid, el 18 de marzo de 1525, en la que el Rey de España, firma una capitulación con el Lic. Marcelo de Villalobos, creando la Provincia de Margarita, por medio de la cual se daba:

… licencia y facultad para que vos, el dicho licenciado Marcelo de Villalobos, podáis ir o enbiar a poblar e pobléis la dicha isla de la Margarita de cristianos, españoles e indios, e criar en ella los ganados que conviniere e fuere necesario para la provisión e beneficio de la población della, e hazer las otras grangerías que en la dicha tierra se dieren, con tanto que seais obligado a comencar a entender en la dicha población de ocho meses primeros siguientes, que corren o se cuenten desde el día de la fecha de esta capitulación en adelante, e de tenella acabada y hecho el dicho pueblo con los dichos veinte vecinos casados, y que tenga consigo las dichas sus mujeres y todo lo demás que vos ofrecéis dentro de dos años primeros siguientes.

Añadía dicha capitulación, que:

… así mismo por la presente vos hazemos merced que vos todos los días de vuestra vida e de un vuestro heredero, qual vos señaláredes, seáis nuestro capitan de la dicha isla, e gozéis de las honrras e preeminencias de que gozan las otras personas que tienen semejantes mercedes e oficios.

A partir de esta Real Cédula, se investigaron otros documentos relacionados, como la fechada en Madrid, del 1º de abril de 1525, donde se nombraba a Marcelo de Villalobos -por dos vidas-, como: alcalde e tenedor de la primera fortaleza que en la dicha isla se hiziece y hedificare, con treinta mil maravedis de salario en cada un año; Villalobos, no puede cumplir la capitulación, en el término estipulado y se dirige al Rey, pidiéndole una prórroga, la cual, se le concede con fecha 14 de setiembre de 1526. Lamentablemente, no la pudo aprovechar, y la muerte le sorprendió ese mismo año de 1526, en la isla La Española, donde residía. Nunca pudo llegar a Margarita. El Rey, desde Granada, y con fecha 9 de noviembre de 1526, escribe a sus herederos por si querían continuar disfrutando de la merced que le habían concedido a Villalobos. Doña Isabel Manrique viuda de Villalobos, se acoge a la insinuación del Rey y le pide que confirme a su hija Doña Aldonza de Villalobos, la capitulación dada a su padre, la cual, le fue concedida el 14 de junio de 1527.

Es pues, a partir de 1528, cuando los Villalobos llegan a Margarita, por intermedio de tenientes de gobernación como Pedro Villardiga y Francisco Fajardo, Pedro Moreno, Pedro de Alegría, Juan Suárez de Figueroa y Francisco Hernández[1]. El territorio de la isla de Margarita, fue erigido a Provincia el 18 de marzo de 1525 por el Rey de España, Carlos I[2], quien firmó junto con su madre Juana I, una Capitulación por dos vidas a favor del Licenciado Marcelo de Villalobos[3], quien era Oidor de la Real Audiencia de Santo Domingo, es la primera capitulación concedida en la actual Venezuela. La reina Juana I de Castilla y Aragón, quien en verdad, sufría de una forma de demencia o trastorno, por real derecho suscribió esa capitulación, firmando en primer orden con su hijo, el rey Carlos I. El 25 de julio de 1526, muere Marcelo Villalobos, sucediéndole en ese derecho su hija, Aldonza Villalobos Manrique, quien por ser menor de edad, es tutorada por su madre Isabel Manrique de Villalobos, la cual, con tal carácter, acepta en fecha 14 de junio de 1527, en nombre de su hija, la renovación de la Capitulación anterior. Isabel, nombró Teniente de Gobernación, a Francisco de Fajardo, revocando al Gobernador anterior Pedro de Villardiga -1526-, el primero de los nombrados, realizó los cimientos de la Fortaleza, y empezó la construcción de la Iglesia. En 1529, Isabel, como la Gobernadora encargada, nombró teniente de gobernador a Pedro de Alegría, y en 1532, a Juan Juárez de Figueroa; además, ejercieron el mismo cargo, Pedro Moreno y Francisco Hernández. 

El 30 de diciembre de 1532, la Real Audiencia de Santo Domingo, recibió orden de la Corona, de informar sobre el estado de la Isla, y en consecuencia, el 13 de noviembre de 1534, se le entregó inclusive, la jurisdicción de la isla vecina, la ciudad de Nueva Cádiz -Cubagua-. Este punto, representa un elemento importante, por cuanto de él se desprenden algunas apreciaciones, como por ejemplo, que el terreno importante para el momento, donde existían las jerarquías reales, era en Cubagua. Posteriormente, se produce una realidad a la reversa. En 1536 la Real Audiencia de Santo Domingo, en el Consejo de Indias, intenta acción judicial por solicitud de los cubagüenses, en contra de Isabel Manrique de Villalobos, lo cual, fue decidido a su favor tres años después, la decisión fue apelada por la Fiscalía, pero fue desestimada por el Consejo, el cual, decidió a su favor, por sentencia definitiva en 1541 y el 30 de junio de 1542 nuevamente regresan los Villalobos al poder de la Provincia de Margarita, después de casi seis años de pleito judicial.

Su hija, Aldonza Manrique de 16 años de edad, se casa en 1535 con Pedro Ortiz Sandoval, quien  por ello, asume la Gobernación de la Provincia de Margarita. De esa unión matrimonial, nace una hija de nombre Marcela, quien se casa con Juan Sarmiento de Villandrando. Como regalo de tal ocasión, la Gobernadora madre, Aldonza Manrique de Villalobos, le concedió a los nuevos esposos, los derechos capitulares, que tenía sobre la Isla de Margarita; designando a su yerno, como Teniente de la Gobernación de esa Provincia. De esa unión matrimonial, se procreó un hijo, quien se bautizó con el mismo nombre de su padre, Juan Sarmiento de Villandrando, quien a la muerte de éste, en el mes de agosto de 1561, por parte del tirano Lope de Aguirre, queda bajo su responsabilidad, la Gobernación de la Provincia, la cual, ejerce hasta el mes de agosto del año de 1593, cuando se reseña su muerte; y, así, finaliza en la Provincia de Margarita, la dinastía de los Villalobos-Manrique-Villandrando.

A partir de ellos, empiezan las poblaciones de manera formal u oficial, ya que antes, sólo habitaban la isla, algunos vecinos provenientes de Cubagua -aparte de los aborígenes, que ya tenían poblados en la parte este de la isla en Paraguachí, el valle de Arimacoa, en el centro por Tacariagua y en Palguarime y Guaraguao-, quienes poseían estancias, hatos, siembras y servidumbre aborigen. En ese momento -escribe Alfredo Boulton-, comenzaron a resonar nuevos nombres, que iniciaron la formación de poblados.

El primero fue el de San Pedro Mártir, al oeste inmediato del Morro de Pueblo de la Mar. [4] El año 1564, Doña Aldonza Manrique de Villalobos, viaja a España, en unión de su hija Marcela. Hace una petición, al Consejo de Indias y al Rey[5], de extender por una vida más, su herencia sobre la Provincia de Margarita. El Rey se la concede, mediante Real Cédula del 12 de febrero de 1566.[6] El 4 de octubre de 1575, Aldonza Manrique, dicta su testamento y nombra sucesor en el gobierno de la Provincia de Margarita, a su nieto Juan Sarmiento de Villandrando, lo cual, fue aceptado por el Rey, en Real Cédula del 6 de diciembre de 1575. Estuvo el poder en sus manos, hasta 1593, fecha de su muerte. Don Juan Sarmiento de Villandrando, fue el último gobernador de la larga dinastía de los Villalobos.

A partir de esa fecha, los gobernadores de Margarita, fueron designados directamente por la Corona. De esta relación de tenientes de gobernación del llamado siglo de los Villalobos, el historiador Guillermo Morón[7], señala que Los Gobernadores designaban a sus tenientes de gobernador, que los representaban e implementaban sus políticas en cada población de su jurisdicción.[8] En este sentido, se puede afirmar, que los verdaderos gobernadores de la provincia de Margarita fueron, Don Marcelo de Villalobos -18-03-1525-, quien fallece y hereda su hija Aldonza Manrique de Villalobos -1535-, pero por ser ésta menor de edad, gobierna Isabel Manrique de Villalobos -1527-, su madre, hasta que la niña se emancipa por el matrimonio.

En esta etapa de la investigación sobre Cubagua y Margarita, es imprescindible, relatar una breve historia del poblamiento de la isla de Coche, la cual, conforma el trípode insular que dio origen a la identidad de las islas de la costa de las perlas. En ese sentido, Coche, significó un territorio importante para el proceso de poblamiento, pues la ínsula sirvió de base para la explotación de perlas, el cuarenteo de ganado y otras actividades como la pesca y la sal.

“Esta es la isla … En el estrecho pasadizo que la separa de la Margarita, enhebra la leyenda, yaguanes de curtida piel y hospitalario gesto, regalaron a Colón, sartas de brillantes perlas y encendidos corales.

¡Coche …, Coche ..! Gritaban y señalaban el islote calvo, casi aplanado, huérfano de verdes, pero brillante como una llamarada el vivo resplandor del salar inmenso …

Coche –han dicho- significa venado. Pero hasta hoy sin saberse a las claras, si por la forma del islote o porque fueron sus cerros querencia de ciervos o de otros animales de casería …

Coche … Perlas …, éstas sí, en abundancia por todos los contornos. De hermoso oriente, por la Cabecera, y bien criadas, por el flanco Sur. Arremansadas, casi a flor de agua, hacia el Poniente, donde apenas son dos pasos el camino hacia Coagua …[9]

Como se ha dicho, la isla de Coche –llamada Cochén o Coetza-[10], forma parte del grupo de islas que forman Cubagua y Margarita, también llamadas “islas de las perlas”. Se estima, que la misma, fue explorada por los españoles desde 1500. Por ese conocimiento, encontraron primeramente, que la isla tenía población aborigen originaria, ojos de agua y una excelente salina, así como, conejos, venados y especies pequeñas. La explotación de la sal, fue quizá la primera actividad económica de interés para los europeos. Así mismo, y debido a la experiencia de algunas enfermedades, la isla de Coche sirvió para el cuarenteo del ganado traído de Europa, antes de pasarlo a otros territorios conquistados. Habitada formalmente por los colonizadores españoles, desde 1519, en pequeñas rancherías por algunos placeres discretos que se explotaban. Sin embargo, éstos no habían encontrado los más prolijos, sino hasta 1528, cuando se descubrieron y su explotación se dirigía desde Margarita, lo que produjo la fundación de Pampatar –en el sitio donde existía una comunidad originaria aborigen, llamada Mampatare-, desde donde operaba la explotación conjunta de sal y perlas. También resultó, que la bahía, era propicia para un puerto, mejor que el de Guaraguao o Puerto de La Mar. El punto máximo de explotación de los ricos lechos de perlas de las salinas, fue en 1574, cuando fueron descubiertos los más prolijos. Coche sufrió el mismo huracán de 1541, que destruyó a Cubagua, pero no quedó tan severamente dañado como aquella isla. Coche sufrió, al igual que todo el continente, de los desmanes y el exterminio a su población y su medio ambiente.

Dentro de la investigación, se han encontrado algunos documentos en el Archivo General de Indias, donde se evidencia el descubrimiento de los placeres de perlas; así como, la existencia de un Cabildo en la isla de Coche, el cual, seguramente era una especie de “delegación” del cabildo de Cubagua y posteriormente del de Margarita, primero en el Pueblo de La Mar y el Espíritu Santo y luego del de La Asunción. En dichos papeles, se observan reales instrucciones a los miembros del Concejo del cabildo, lo que hace suponer la existencia de otros oficiales reales, presentes en el lugar. Es de suponer, que el Cabildo de Coche es parte del original trasladado desde Nueva Cádiz de Cubagua. La búsqueda de fuentes, no sólo no ha sido fácil, sino que al mismo tiempo, es emocionante. Esos elementos, han colocado a quien investiga, en arduas horas de investigación con picos de ansiedad e inusitada alegría, cada vez que se encuentran rasgos de las fuentes que avalan cada una de las afirmaciones que aquí se establecen. Por ello, se presenta el facsímil fotográfico que a continuación sigue:

Fotografía de Documentos, fechados en 1529, donde se demuestra la existencia anterior a esa fecha, del Concejo de la isla de Coche. Con este Real Oficio, se comprueban varios aspectos: el poblamiento español de esa isla, la explotación de ricos placeres de perlas y la existencia de oficiales reales en Coche.[11]

Dentro de esos documentos, está una Carta de Diego Caballero a su Majestad[12], fechada en Santo Domingo, 6 de marzo de 1529, sobre el  descubrimiento de ostrales de perlas en la isla de Coché (Coche), a 4 leguas de la de Cubagua. Así también, una Real Provisión[13] dirigida a Rodrigo de León, concediéndole una escribanía del número y del concejo del pueblo de la isla de Coche, con data en Toledo, al 4 de julio de 1529, descripción incluida en REALES DISPOSICIONES (PATRONATO: legajos 276 a 293). Por otra parte, en Real Cédula a Francisco de Barrionuevo, vecino de la Española, desde Toledo, en fecha 6 de julio de 1529, se le da licencia a éste, para que pueda llevar desde Sevilla, directamente a las islas de Cubagua y Coche, un navío cargado de mantenimientos y otras cosas, dando fianzas ante los oficiales de la Casa de Contratación de Sevilla, de que en el plazo de cinco meses después que dicho navío partiere, les pagará los derechos de almojarifazgo[14] de dichos mantenimientos y mercaderías; se ordena a dichos oficiales que avalúen esas mercaderías y mantenimientos, a los precios que a la sazón valen en la isla de Cubagua, para que en función de este avalúo, se paguen los derechos correspondientes, que habrán de enviar a Juan de Samano, y que tomen fianzas de que si montaran estos derechos más de lo que avaluaron, deberá pagar la diferencia en el plazo de seis meses.[15]

Y, en otro documento, hallado en el AGI, por Real Cédula del 21 de junio de 1529, datada en Toledo, para Hernando de Carmona, alguacil mayor de la isla de Cubagua, dándole licencia para que pueda usar dicho oficio en la isla de Coche, que está a tres leguas de la de Cubagua, y a donde parece que se ha trasladado la mayoría de los vecinos, por haberse descubierto en ella un ostial.[16]

Del mismo modo, en la presente investigación, luego a amplias búsquedas, se encontró otra Cédula Real, dirigida al presidente y oidores de la Audiencia de Santo Domingo, para que examinen a Rodrigo de León, y hallándole hábil y suficiente, le entreguen el título de escribano del número y concejo del pueblo de cristianos que está hecho en la isla de Coche.[17] Es evidente, que la existencia del Cabildo de la isla de Coche –cuando menos una delegación del Cabildo de Cubagua, trasladado hacia Margarita y Coche- está comprobada con estas referencias históricas; aunque, no existen –por ahora-, documentos de constitución. Sin embargo, es muy probable, que el conurbanismo isleño, entre Cubagua, Coche y Margarita, pudo haber producido, una especie de expansión del funcionariato existente en Nueva Cádiz, que se fue trasladando desde Cubagua, hacia Coche y Margarita.

De las fundaciones de poblaciones europeas, realizadas en la isla de Coche, tampoco se tiene ninguna referencia. Ello, más bien corrobora la tesis según la cual, para el neo gaditano, el ámbito de su territorio, en las islas de perlas, de la costa de perlas, estaba comprendido en Cubagua, Coche y Margarita. Claro está, para 1529, ya la isla de Margarita, había sido adjudicada a Marcelo de Villalobos, y para ese año, la Gobernadora era su hija Aldonza Manrique de Villalobos, regentada por su madre, Doña Isabel. Ahora bien, la idea no es que se interprete, con estos documentos, que los ostrales de Coche fueron descubiertos en 1529, ya que hay evidencias de la explotación perlera en esa jurisdicción, desde mucho antes de ese año.

De lo que se trata, es de comprobar la existencia de oficiales reales del cabildo en Coche, porque la pesca de perlas y los rescates en las adyacencias de Coche, datan desde 1515, aproximadamente. Los españoles, rastrearon palmo a palmo, casi toda la zona circundante de Cubagua, Margarita y Coche; y, tenían conocimientos para establecer los lugares, donde estaban las minas perlíferas. Las exploraciones de las islas, se orientaban por las actividades de los aborígenes Guaiquerí. Seguían los rastros indígenas y llegaban a los lugares deseados. Así se exploró Margarita. 

Uno de los historiadores más destacados en el conocimiento sobre Cubagua, es sin duda alguna Enrique Otte, quien describe ampliamente detalles determinantes sobre la vida de estas islas durante el siglo XVI, en su magnífica obra Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua[18]. Allí, el autor se refiere en varios párrafos sobre Coche. Señala pues, que en 1528, hablando de Francisco de Barrionuevo[19] y sobre sus posesiones en Cubagua, en la villa de Santiago, dice:

Dirige su granjería de perlas de Cubagua, su sobrino, oriundo, como él, de Soria, Pedro de Barrionuevo. A fines de 1528, al ser detenido por el asesinato de Martín Alonso Alemán, Pedro de Barrionuevo dirige dos empresas de explotación: una de su tío, que comprendía la famosa casa de piedra, la primera construida en Cubagua, una canoa con indios lucayos que pescaban en Coche y un barco dedicado a la traída de agua de Cumaná, y otra granjería de perlas que en régimen de sociedad con el escribano del concejo de Nueva Cádiz Rodrigo de león, que poseía un tercio, comprendía dos grandes canoas de tablas y 24 indios lucayos que, asimismo, pescaban en Coche.[20]

Esta evidencia, implica, que durante algunos años antes de 1529, ya se explotaban ostrales en Coche, lo que indica, que el oficio de notificación a la Corona de 1529, en el que anuncia por Carta de Diego Caballero a Su Majestad[21], fechada en Santo Domingo, el 6 de marzo, sobre el descubrimiento de ostrales de perlas en la isla de Coché (Coche), a 4 leguas de la de Cubagua, es quizá una estrategia, para justificar la explotación que ya desde algunos años antes se venía realizando; por lo que la presencia de oficiales reales y miembros del concejo en Coche, explica las actividades quizá desde mucho antes de 1522. En este sentido, Enrique Otte, comenta, lo siguiente: La tercera isla del grupo insular margariteño, Coche, tan desértica como Cubagua, fue apetecida por Juan López de Archuleta[22], en 1526, pero justificadamente, la Audiencia Real de Santo Domingo, que recibió orden de la corona de informar y decidir sobre ello, no lo tomó en serio, y los cubagüenses nunca perdieron el señorío sobre ella.[23]

Esta información, se relaciona con la concepción, respecto a la jurisdicción de los gobiernos de Cubagua, estuvo determinada por las tres islas –Cubagua, Margarita y Coche-, como un conglomerado natural territorial. Y el párrafo anterior coincide, con la adjudicación de Margarita en 1525 a Marcelo de Villalobos, por lo que es natural, que Juan López de Archuleta[24], sólo pretendió lo mismo, interesado en la explotación perlífera de Coche. De allí se deduce entonces, que si para 1526, se solicita la jurisdicción de Coche, y se realizan gestiones para ello, es porque se conocían los potenciales económicos del terrón isleño, desde mucho antes de 1526, así como, que la notificación de ostrales en 1529, no es una noticia veraz, por lo menos, en lo que se refiere al “descubrimiento” de estos.

A López de Archuleta, sólo le dieron en encomienda la isla de Coche, para tener en ella sus labranzas y crianzas de ganado y otras granjerías para proveimiento de su casa y de la dicha isla.[25] De acuerdo con algunas crónicas, se señala en el pueblo de San Pedro, que Juan López de Archuleta, fue el primer encomendero de la isla, según Cédula Real firmada en Granada el 28 de julio de 1526, quien abandonó Cubagua, donde era veedor, y se asentó en Coche con su mujer y sus hijos, no tanto por las perlas, pues perlas también había en Cubagua, sino por la sal y el agua bebible y de efectos diuréticos que se obtenía a un metro de profundidad en zona arenosa y de subsuelo calcáreo, al norte de la mina de sal. El gran problema de Cubagua, fue siempre, el tener que abastecerse de agua transportada en pequeños barcos desde costa firme, principalmente desde el río Manzanares en Cumaná. En Coche, con “El Secreto”, no se presentaba tan difícil ese problema. Esos asientos de agua dulce o salobre tan poco profundos que se descubrían con sólo cavar y sacar unas cuantas totumas de arena, se mantuvo por mucho tiempo en secreto y de allí su nombre. Hablando del gobierno y el orden público, se tienen algunas referencias, con respecto a la isla de Coche, pues se sabe, que dependían de Cubagua. En este sentido, para 1528, en ocasión del ataque del pirata Diego Ingenios a Cubagua, se nombró alcalde ordinario –debajo del alcalde mayor-. En ese sentido, respecto al orden público, los funcionarios de gobierno y justicia, eran los alguaciles. Así, señala Otte, que:

Como poseedor de la segunda vara, después de la del alcalde, el alguacil mayor representaba la justicia en los casos de emergencia. (sic) En casos excepcionales, se nombraron alguaciles especiales. Durante el ataque del pirata Diego Ingenios se nombró, debido a la actuación de Hernando de Carmona como capitán de tropas, alguacil mayor a Pedro Ortiz de Matienzo, … (sic) También se nombraron alguaciles especiales para los territorios dependientes de Cubagua, Coche, Cumaná y Macarapana.[26]     

La conquista y colonización de América, estuvo profundamente vinculada con las actuaciones de la Iglesia Católica. Coche no podía ser la excepción. Desde Cubagua, se iniciaron las actividades misioneras. Se ha dicho, que existían congregaciones dominicas y franciscanas, con sus iglesias e intereses. Su participación en el gobierno de las Indias, se ha explicado con amplitud. Desde Nueva Cádiz, se propagó la religión a los aborígenes y cristianos europeos, hacia los territorios de su influencia política e histórica. En ese orden, sobre el punto de la isla de Coche, se ha encontrado una referencia documental, en la que se indica que en 1528, fray Antonio de Bilbao[27] tuvo a cargo el servicio religioso de Coche.[28] Esta actividad, demuestra la existencia de poblaciones cristianas y aborígenes en Coche, con arraigo y permanencia, desde mucho antes de esa designación.

Dentro de la búsqueda muy exhaustiva, en el Archivo General de Indias (AGI), realizada para la presente investigación, en referencia a la isla de Coche, se pudo encontrar una fuente documental, fechada en Madrid, el 25 de noviembre de 1574, donde, en Real Cédula a los oficiales reales de la hacienda de la provincia de Río de la Hacha, se les comunica: que enterado que las dos canoas que pescaban perlas en el Cabo de la Vela se vinieron por no hallar perlas hacia Cubagua, descubrieron grandes pesquerías en la isla de Coché cercano a la isla Margarita, por lo que manda que se pasen con sus cajas a residir a dicha isla.[29]

Estas documentaciones de Indias, van aclarando muchas de las circunstancias relacionadas con la isla de Coche, la cual, como se ha dicho, también era aprovechada por sus salinas y las actividades de pesca, siempre relacionadas con Margarita y Cubagua. Se sabe, que la isla de Coche, además de los placeres de perlas explotados, fue determinante para la fundación del puerto de Pampatar. Sin embargo, una de las mayores utilidades que esta pequeña isla brindó a los españoles desde su descubrimiento, un destino sanitario, pues, servía para el llamado cuarenteo[30] del ganado llegado de Europa, y de rebaños de cabras que se criaban allí, por las gentes de Margarita y Cumaná, el cual, luego, era trasladado a tierra firme. Por otra parte, en algunos casos, se utilizó para la llegada de los esclavos que se traficaban desde Margarita, provenientes de África o Brasil. Respecto al caso del ganado, son muchas las fuentes que revelan dicha actividad en las islas de Coche y Cubagua, como la Real Cédula, firmada en Madrid, el 6 de abril de 1680, dirigida al Gobernador de Cumaná, para que éste ordene, a los dueños de ganado ubicados en las islas de Coche y Cubagua, que lo lleven a sus provincias, en tierra firme.[31]

Saber de nuestra historia regional y local, es un compromiso de quienes luchamos por proteger nuestra identidad y gentilicio, por eso esta es UNA HISTORIA QUE CONTAR …

[1] MORÓN, Guillermo. 2003. Gobernadores y Capitanes Generales de las Provincias Venezolanas 1498 – 1810. Caracas, Venezuela:Editorial Planeta Venezolana. Pág. 21

2Carlos I de España, también conocido como Carlos V de Alemania -1500-1558-. Con el tiempo Carlos V sería dueño de un extenso imperio que abarcaría casi toda Europa. Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar (1997). Caracas, Venezuela: Fundación Polar 2ª Edición.  Tomos I-IV, Editorial EXLIBRIS

3Marcelo Villalobos. Oidor -Juez- de la Real Audiencia de Santo Domingo, a quien Carlos V le dio en capitulación por dos vidas la Provincia de Margarita para sí y para un heredero, murió el 23 de julio de 1526 sin pisar tierra margariteña. Casado con Isabel Manrique, con quien procreó dos hijas, nacidas en la Isla La Española -Sto. Domingo- de nombres Aldonza y María; la primera, fue nombrada por él como su heredera legítima, para ostentar la Gobernadora de la isla de Margarita. El Licenciado Marcelo de Villalobos, fue un distinguido abogado, natural de Andalucía -Sevilla- España, quien nació durante el reinado de los Reyes Católicos. Se trasladó a América a la isla La Española -Santo Domingo- en 1512, y allí llegó a ser uno de los tres magistrados de la Real Audiencia de Santo Domingo. Ob. Cit. Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar (1997).

4 BOULTON, Alfredo. (1981). La Margarita,  2ª Edición. Caracas: Ediciones Macanao. Pág. 31

5 Felipe III de España llamado “El Piadoso”-1578-1621-,  Rey de España y de Portugal​ -1598-1521. Ob. Cit. Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar (1997).

6 CFR. Cedulario de la Monarquía Española de Margarita, Nueva Andalucía y Caracas, Tomo I -Cedulario de Margarita- -1553-1604-: 19 y 20. Nº 17.

7 MORÓN, Guillermo. 2003. Gobernadores y Capitanes Generales de las Provincias Venezolanas, 1498-1810. Caracas, Venezuela: Editorial Planeta. Pág. 29.

8 Ibídem. MORÓN, Guillermo. 2003. Gobernadores y Capitanes Generales de las Provincias Venezolanas 1498-1810.  Pág. 16.

9 ROSA ACOSTA, Rosauro. Esta isla y su libro. Reseñado por Jesús Manuel Subero, 1977. Libro de La Asunción. estado Nueva Esparta, Venezuela: Fundación Cultural Conferry. Págs.11 y 12.

10 Según algunos historiadores, en lengua aborigen, significaba “venado”.

11 ES.41091.AGI/16416.7.2//PATRONATO,276,N.3,R.61  

12 ES.41091.AGI/16416.5.11.3//PATRONATO,174,R.55

13 ES.41091.AGI/16416.7.2//PATRONATO,276,N.3,R.61  

14 Almojarifazgo. (De almojarife). Derecho que se pagaba por los géneros o mercaderías que salían del reino, por los que se introducían en él, o por aquellos con que se comerciaba de un puerto a otro dentro de España. 2. m. Oficio y jurisdicción del almojarife. Diccionario Español, Edición 19, (1970). Real Academia Española, Madrid: Editorial Esparsa, Calpe, S.A.

15 ES.41091.AGI/16403.7.19//PANAMA,234,L.3,F.332V-333V

16 ES.41091.AGI/16403.7.19//PANAMA,234,L.3,F.319V-320R

17 ES.41091.AGI/16403.7.19//PANAMA,234,L.3,F.333V  1529-07-06 Toledo.

18 Ob. Cit. OTTE, Enrique. (1977) Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Caracas, VenezuelaFundación John Boulton. .

19 Francisco de Barrionuevo y Mendoza. Soria,  natural  de Corona de Castilla, 1503 – f. Imperio español, después de 1542. Barrionuevo de Mendoza, Francisco de. Soria, c. 1485 – La Paz (Bolivia), 1565, , pasó a Santo Domingo en 1508- 1509. En las Indias gozó de los privilegios que tenían los hidalgos y, tras ser soldado, alcanzó el grado de capitán. Militar naviero, encomendero y armador de rescate desde 1518. En poco tiempo se convirtió, junto con su sobrino Pedro de Barrionuevo, en el más importante negociante de perlas, sal y yuca entre las islas de Santo Domingo, Puerto Rico y Cubagua. Tomado de Wikipedia.

20 Ibídem. OTTE, Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Pág. 201.

21 ES.41091.AGI/16416.5.11.3//PATRONATO,174,R.55

22 En 1526, se encomienda por Real Cédula, la isla de Coche a Juan López de Archuleta. La había solicitado, porque era “.. de dos o tres leguas al derredor, despoblada y sin encomendarse a ninguna persona, y que quería para tener en ella labranzas y crianzas y ganados y otras granjerías para proveimiento de su casa y de dicha isla”.  Los historiadores, coinciden que Archuleta nada hizo en Coche, sin embargo, se celebra éste día, como el de la fundación de Coche. Doble error, pues las islas no se fundan y Archuleta, menos que nadie, hizo algo en Coche. OTTE, Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Pág. 202

23 Ejusdem,  OTTE, Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua.  Pág. 275 y 276.

24 Real Cédula del 28 de julio de 1526. Cedulario 1961, núm. 8.

25 ROSA ACOSTA, Rosauro. 1996. Diccionario Margariteño. Biográfico, Geográfico e Histórico.

Estado Nueva Esparta, Venezuela:Fondo Editorial del estado Nueva Esparta. Colección Contemporánea. Gustavo Pereira. Pág. 106.

26 Ibídem Otte. Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Pág. 326.

27 Fray Antonio de Bilbao, fue el Guardián del Monasterio de San Francisco, en Nueva Cádiz de Cubagua.

Cartas del tesorero Francisco Castellanos y del Cabildo de Nueva Cádiz al emperador del 27-IV-1534 y 28-II.1537. AGI,S.D. 182 Y 183.

28[1] AGI, J, 53, 847 v.

29 ES.41091.AGI/16403.5.2//CARACAS,2,L.1,F.14R-15R

30 La cuarentena, es la acción de aislar o apartar a personas o animales durante un período, para evitar o limitar el riesgo de que extiendan una determinada enfermedad contagiosa. Diccionario el pequeño Larousse, 2006, Diccionario Enciclopédico, México: Ediciones Larousse, S.A. de C.V

31 ES.41091.AGI/16403.2.394//SANTO_DOMINGO,187,R.15,N.74    


[1] MORÓN, Guillermo. 2003. Gobernadores y Capitanes Generales de las Provincias Venezolanas 1498 – 1810. Caracas, Venezuela:Editorial Planeta Venezolana. Pág. 21

[2]Carlos I de España, también conocido como Carlos V de Alemania -1500-1558-. Con el tiempo Carlos V sería dueño de un extenso imperio que abarcaría casi toda Europa. Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar (1997). Caracas, Venezuela: Fundación Polar 2ª Edición.  Tomos I-IV, Editorial EXLIBRIS.

[3]Marcelo Villalobos. Oidor -Juez- de la Real Audiencia de Santo Domingo, a quien Carlos V le dio en capitulación por dos vidas la Provincia de Margarita para sí y para un heredero, murió el 23 de julio de 1526 sin pisar tierra margariteña. Casado con Isabel Manrique, con quien procreó dos hijas, nacidas en la Isla La Española -Sto. Domingo- de nombres Aldonza y María; la primera, fue nombrada por él como su heredera legítima, para ostentar la Gobernadora de la isla de Margarita. El Licenciado Marcelo de Villalobos, fue un distinguido abogado, natural de Andalucía -Sevilla- España, quien nació durante el reinado de los Reyes Católicos. Se trasladó a América a la isla La Española -Santo Domingo- en 1512, y allí llegó a ser uno de los tres magistrados de la Real Audiencia de Santo Domingo. Ob. Cit. Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar (1997).

[4] BOULTON, Alfredo. (1981). La Margarita,  2ª Edición. Caracas: Ediciones Macanao. Pág. 31

[5] Felipe III de España llamado “El Piadoso”-1578-1621-,  Rey de España y de Portugal​ -1598-1521. Ob. Cit. Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar (1997).

[6] CFR. Cedulario de la Monarquía Española de Margarita, Nueva Andalucía y Caracas, Tomo I -Cedulario de Margarita- -1553-1604-: 19 y 20. Nº 17.

[7] MORÓN, Guillermo. 2003. Gobernadores y Capitanes Generales de las Provincias Venezolanas, 1498-1810. Caracas, Venezuela: Editorial Planeta. Pág. 29.

[8] Ibídem. MORÓN, Guillermo. 2003. Gobernadores y Capitanes Generales de las Provincias Venezolanas 1498-1810.  Pág. 16.

[9] ROSA ACOSTA, Rosauro. Esta isla y su libro. Reseñado por Jesús Manuel Subero, 1977. Libro de La Asunción. estado Nueva Esparta, Venezuela: Fundación Cultural Conferry. Págs.11 y 12.

[10] Según algunos historiadores, en lengua aborigen, significaba “venado”.

[11] ES.41091.AGI/16416.7.2//PATRONATO,276,N.3,R.61  

[12] ES.41091.AGI/16416.5.11.3//PATRONATO,174,R.55

[13] ES.41091.AGI/16416.7.2//PATRONATO,276,N.3,R.61  

[14] Almojarifazgo. (De almojarife). Derecho que se pagaba por los géneros o mercaderías que salían del reino, por los que se introducían en él, o por aquellos con que se comerciaba de un puerto a otro dentro de España. 2. m. Oficio y jurisdicción del almojarife. Diccionario Español, Edición 19, (1970). Real Academia Española, Madrid: Editorial Esparsa, Calpe, S.A.

[15] ES.41091.AGI/16403.7.19//PANAMA,234,L.3,F.332V-333V

[16] ES.41091.AGI/16403.7.19//PANAMA,234,L.3,F.319V-320R

[17] ES.41091.AGI/16403.7.19//PANAMA,234,L.3,F.333V  1529-07-06 Toledo.

[18] Ob. Cit. OTTE, Enrique. (1977) Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Caracas, VenezuelaFundación John Boulton. .

[19] Francisco de Barrionuevo y Mendoza. Soria,  natural  de Corona de Castilla, 1503 – f. Imperio español, después de 1542. Barrionuevo de Mendoza, Francisco de. Soria, c. 1485 – La Paz (Bolivia), 1565, , pasó a Santo Domingo en 1508- 1509. En las Indias gozó de los privilegios que tenían los hidalgos y, tras ser soldado, alcanzó el grado de capitán. Militar naviero, encomendero y armador de rescate desde 1518. En poco tiempo se convirtió, junto con su sobrino Pedro de Barrionuevo, en el más importante negociante de perlas, sal y yuca entre las islas de Santo Domingo, Puerto Rico y Cubagua. Tomado de Wikipedia.

[20] Ibídem. OTTE, Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Pág. 201.

[21] ES.41091.AGI/16416.5.11.3//PATRONATO,174,R.55

[22] En 1526, se encomienda por Real Cédula, la isla de Coche a Juan López de Archuleta. La había solicitado, porque era “.. de dos o tres leguas al derredor, despoblada y sin encomendarse a ninguna persona, y que quería para tener en ella labranzas y crianzas y ganados y otras granjerías para proveimiento de su casa y de dicha isla”.  Los historiadores, coinciden que Archuleta nada hizo en Coche, sin embargo, se celebra éste día, como el de la fundación de Coche. Doble error, pues las islas no se fundan y Archuleta, menos que nadie, hizo algo en Coche. OTTE, Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Pág. 202

[23] Ejusdem,  OTTE, Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua.  Pág. 275 y 276.

[24] Real Cédula del 28 de julio de 1526. Cedulario 1961, núm. 8.

[25] ROSA ACOSTA, Rosauro. 1996. Diccionario Margariteño. Biográfico, Geográfico e Histórico.

Estado Nueva Esparta, Venezuela:Fondo Editorial del estado Nueva Esparta. Colección Contemporánea. Gustavo Pereira. Pág. 106.

[26] Ibídem Otte. Enrique (1977). Las Perlas del Caribe: Nueva Cádiz de Cubagua. Pág. 326.

[27] Fray Antonio de Bilbao, fue el Guardián del Monasterio de San Francisco, en Nueva Cádiz de Cubagua.

Cartas del tesorero Francisco Castellanos y del Cabildo de Nueva Cádiz al emperador del 27-IV-1534 y 28-II.1537. AGI,S.D. 182 Y 183.

[28] AGI, J, 53, 847 v.

[29] ES.41091.AGI/16403.5.2//CARACAS,2,L.1,F.14R-15R    

[30] La cuarentena, es la acción de aislar o apartar a personas o animales durante un período, para evitar o limitar el riesgo de que extiendan una determinada enfermedad contagiosa. Diccionario el pequeño Larousse, 2006, Diccionario Enciclopédico, México: Ediciones Larousse, S.A. de C.V

[31] ES.41091.AGI/16403.2.394//SANTO_DOMINGO,187,R.15,N.74    

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.