LaHora

Cheques en blanco

Dip. Omar Ávila

Siguen pasando los días y las acciones políticas de los dos bandos gubernamentales que dicen por sí mismos llevar la riendas del país, continúan divididos en una suerte de bipolaridad destructiva que los asemeja cada día más, motivo por el cual, la ciudadanía debe prepararse para participar de manera activa y constructiva con miras a suplantar a quienes tanto daño hacen.

Unos piden permiso para vender, adjudicar concesiones y decenas de cosas más, y otros, pues, piden permiso para justificar más presión que solo se traduce en hambre y desnutrición.

Por supuesto que el chavismo-madurismo es responsable de más del 80% del daño que sufre nuestro pueblo, es perverso, corrupto, maligno, pero hay que reconocer que algunos sectores de la oposición no quiere justificar su cuota de legitimidad, sino pretenden que los apoyemos porque sí. Como bien lo indicaba el profesor Juan Manuel Track (@juanchotrak): “Lo de la consulta es tan inútil que la pueden hacer por twitter y les va mejor. En twitter solo responden tus seguidores, las opciones a las preguntas son si o si, y mantienes la sana distancia”.

Es el colmo de la hipocresía que la misma dirigencia política que argumenta que el 6D no puede haber elecciones -entre otras cosas por la pandemia- sea la misma que sale ahora proponiendo una consulta popular, como si a “su consulta” no la afectará el coronavirus y a las parlamentarias sí. Sigo sin entender a quienes piensan que una “dictadura no sale con votos”, pero con una consulta popular sí.

La incoherencia es tal que promueven la abstención para una elección prevista en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y totalmente vinculante, para la institución en la que fueron electos con un Consejo Nacional Electoral similar y con menos adeptos, y llaman a participar en una consulta que no es vinculante ni determina absolutamente nada en el poder. Definitivamente no han aprendido nada, y ejemplo de ello es el resultado real de la consulta del 16J, de la cual han pasado ya más de tres años y no se logró más que una nueva fracción de la oposición.

Algunos genios de la llamada Asamblea Nacional “legitima”, se inventan unas elecciones en aún peores condiciones que las que convoca el CNE, con un “órgano electoral” electo por un solo sector, sin posibilidades de auditoria, sin testigos electorales y emulando tanto autoritarismo como en el socialismo.

Hay que preguntarse: ¿Por qué debemos seguir apoyando a quienes tienen 22 años prometiendo “salidas rápidas” y aventureras que terminan en rotundos fracasos? Pasando por el golpe de “Carmona el breve” hasta el “Macutazo de Guaidó” no podemos seguir a ciegas a los creadores de la toma de Plaza Altamira, el paro petrolero de 2002, el abandono del cargo, la Salida I y II, la consulta del 16J y la consulta parte II.

Como decía @VaneRobertazzo “Cuando voté en 2015 mi voto valió, y (mal que bien) obtuve una nueva AN opositora conformada por los diputados por los que voté. Cuando voté SI SI SI en 2017, mi voto no sirvió para nada y fue el ridículo colectivo total. ¿Se nota la diferencia, verdad?”

Cada día, aunque lentamente, son más los venezolanos que ganan conciencia ciudadana; por lo tanto, le sugiero a quienes continúan en la arenga política que dejen de burlarse e insultar la inteligencia y suspicacia del venezolano. Respeten a quienes sufren y necesitan vivir dentro de una economía saludable y próspera, sin la dependencia de los bonos inorgánicos.

Desde Unidad Visión Venezuela le recomendamos que le consulten al pueblo si creen que ustedes lo representan. El país está agotado y extraviado en medio de dos polos que no dan respuesta, no rinden cuentas, no solucionan y solo sirven para malversar los recursos de los venezolanos, de esta generación y las futuras.

Entendemos que así como las elecciones del 6D no serán reconocidas por una parte de la Comunidad Internacional, la Consulta Popular del G4 no le hará ni coquito al régimen de Maduro, salvo darle un respiro mientras entretienen votando a los más incautos. Lamentablemente la crisis que vivimos en nuestro país no se resuelve con el reconocimiento o desconocimiento de las personalidades políticas, esta crisis se resuelve con democracia participativa, planes macroeconómicos, justicia, consenso, asertividad y trasparencia.

dip.omaravila@gmail.com

www.unidadvisionvenezuela.com.ve

Twitter e Instagram:

@OmarAvilaVzla

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.