LaHora

Torta volteada de chocolate y quesillo

La torta quesillo, torta imposible o torta volteada: en una sola horneada sale un postre con texturas tan diferentes, pero que se complementan para deleitar paladares.

Ingredientes para la receta de Torta Volteada de Chocolate y Quesillo

Ingredientes para el Caramelo:

1 taza de azúcar

2 cucharadas de agua

Ingredientes para el Quesillo:

1 lata de leche condensada

la misma cantidad de leche líquida

4 huevos

1 cucharadita de vainilla

2 cucharadas de ron

Ingredientes para la Torta:

100 g de margarina

1 taza de azúcar

2 huevos a temperatura ambiente

1 y ½ taza de harina de trigo leudante

½ taza de cacao en polvo

1/2 cucharadita de polvo de hornear

1/2 taza de leche líquida.

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 cucharada de ron (opcional)

Preparación:

Precalentar el horno a 350° F o unos 180 °C

Para el caramelo:

Combinar el azúcar y el agua en una olla pequeña y llevar a ebullición sin remover (si cuenta con termómetro de cocina, la temperatura del caramelo debe alcanzar 150 °C).

Retirar del fuego y sumergir el fondo de la olla en una bandeja con agua para detener la cocción.

Vaciar la preparación en un molde de 18 cm de diámetro. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Para el quesillo:

Combinar todos los ingredientes en la licuadora, pasar la mezcla a un envase.

Esperar 10 minutos y retirar con una cucharilla toda la espuma que se haya formado en la superficie de la mezcla; reservar

Para la torta:

Cernir la harina con el polvo de hornear.

Añadir el ron y la vainilla a la leche.

Batir con un batidor de mano o paleta de madera la margarina y el azúcar hasta integrarlos y obtener una mezcla clara y esponjosa.

Agregar los huevos uno a uno mezclando suavemente.

Incorporar la harina en tres partes alternando con la leche (harina-leche-harina-leche-harina) no batir demasiado para que la torta no quede dura.

Horneado y montado de la torta volteada:

Añadir la mezcla de torta en el molde que ya posee el caramelo y sobre esta mezcla agregar lentamente la mezcla del quesillo.

Llevar al horno en baño de María por espacio de 1 hora y media o hasta que, al insertar un cuchillo en el centro, este salga seco.

Retirar del horno y dejar enfriar por completo a temperatura ambiente.

Refrigerar por al menos 3 horas.

Desmoldar sobre un plato y regresar al refrigerador hasta el momento de servir.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.