LaHora

Diputado Omar Ávila hizo un balance económico y político del 2020

Vaticinó un 2021 rumbo a la quiebra del Estado si no se resuelve la crisis económica

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, hizo un balance de lo que fue y significó para los venezolanos el año 2020, no solo por el tema político y económico, sino también cómo afectó la llegada de la pandemia del Covid19 a los venezolanos.

“Finaliza el año y hay mucho que reflexionar y muchas lecciones que aprender, que nos ha dejado este año 2020 no solo a los venezolanos sino a la población mundial producto de una pandemia, no solo no nos las esperábamos sino que no estábamos preparado en ningún país, por muy poderoso que fuera”, añadió el también diputado a la Asamblea Nacional.

Acotó que este año que recién termina, siguió la pérdida del poder adquisitivo y la hiperinflación siguió en ascenso, “ocasionando que entre 85% y 87% de los venezolanos no tenga acceso a la mayoría de los productos de la cesta alimentaria, aun habiéndolos en los anaqueles”; en ese sentido recordó que las cajas Clap, aunque siguió el programa de manera intermitente en algunos sectores, estos cada vez llegan con menos productos.

En cuanto al tema del combustible en el país, lamentó que la producción nacional es “casi nula” debido al colapso de la capacidad de refinación, “y ni queriendo se puede recuperar, porque no hay acceso a repuestos y acompañamiento técnico de los socios tecnológicos de las refinerías venezolanas por las sanciones”.

A juicio del diputado Ávila, de seguir así, vaticina un año 2021 rumbo a la quiebra del Estado venezolano. “La crisis de gasoil es infinitamente más trascendente que la de la gasolina, ya que de este depende casi la totalidad de la maquinaria agrícola, así como el 90% del transporte de carga, la autogeneración eléctrica, las actividades industriales y de procesamiento, así como el transporte público”.

En ese particular señaló que las sanciones no crearon la crisis de fondo, “la crisis es exclusivamente del gobierno, pero las sanciones impiden una posible recuperación y aún más obstaculizan las importaciones; por lo tanto las responsabilidades son compartidas por estos dos extremos contra los que hemos luchado y seguiremos luchando, dejando claro que la responsabilidad del gobierno es infinitamente superior”.

La ruta es la que marca la Constitución

En el aspecto político, el dirigente de Unidad Visión Venezuela recordó que este 2021 la oposición democrática se debe organizar para recuperar espacios como Alcaldías y Gobernaciones que actualmente son dirigidas por afectos al oficialismo sin prestar soluciones a las regiones y sus comunidades.

“Al elefante hay que comérselo en rodajas, con esto quiero decir que debemos ir acumulando fuerza, recuperando espacios, unirnos como mayoría que somos, pero alrededor de los ciudadanos, no de una cúpula, de un pequeño grupo o de partidos, para así tener la fortaleza necesaria para bien sea en el 2022, mediante un referéndum revocatorio o en el 2025 en unas elecciones presidenciales, poder derrotar en unidad a este régimen que tanto daño ha hecho al país y a todos quienes seguimos viviendo en él, a través del voto”.

Asimismo habló de trazar estrategias correctas para revertir la desmotivación y desmovilización ciudadana. “No podemos seguir caminando en círculo, debemos precisar esos resultados similares del 6D y del 12D, donde la mayoría de los venezolanos decidió no participar, si esos extremos continúan actuando de manera individual, si van a seguir encerrados en su burbuja y prevaleciendo solo sus intereses, o actuamos en equipo como la realidad nos lo exige: Unidad en la diversidad y respeto a las minorías es clave para una alternativa democrática de gobierno frente al chavismo”.

También especificó la importancia de la reconfiguración que necesita la oposición de un proceso que surja de abajo hacia arriba, a través de la recuperación de los sindicatos, los gremios y los movimientos sociales autónomos y no un acuerdo entre las direcciones partidistas. “No tengo la menor duda que de aquí y de la poca representación que podamos tener los sectores que adversamos al gobierno en el nuevo parlamento, surgirán esos nuevos liderazgos que enrumbemos al país a salir de este atolladero que nos han sumergido unos pocos de manera irresponsable, donde transitemos una ruta real y constitucional sin ningún tipo de atajos”.

Finalmente aseveró que hay una Venezuela que quiere crecer, desarrollarse, innovar y mejorar su calidad de vida; ese país es posible a través del trabajo en conjunto, productivo, con voluntad real. “Los venezolanos se cansaron de esperar soluciones políticas mágicas. Por nuestra parte, seguiremos dando la cara, llegando a esa Venezuela profunda y poniendo siempre a nuestra gente primero, desarrollando nuestro programa Visión Solidaria, actuando con hechos y no palabras”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.