LaHora

Conozca las recomendaciones para pacientes con COVID-19 que no necesitan hospitalización

El médico infectólogo venezolano Julio Castro ante el aumento de contagios en el país y ante la falta de información de que hacer cuando atendemos un familiar o paciente positivo con el virus en casa, ofreció una serie de consejos para saber cómo actuar .

Médico infectólogo Julio Castro

Las recomendaciones las realizó para las personas que no necesitan asistencia en un centro hospitalario o que no presentan fallas respiratorias.

Inicialmente señaló que durante los primeros dos días antes de presentarse síntomas como pérdida de olfato, tos o fiebre, la persona se encuentra en el mayor punto de poder contagiar el virus.

No obstante, Castro explicó que, luego de 10 y 15 días, baja la posibilidad de que el paciente sea un transmisor.

La fiebre en esta enfermedad es muy prolongada, puede durar hasta quince días, no como otras enfermedades como la gripe que duran un lapso de hasta tres días”, dijo.

Además de eso, detalló que la tos se suele presentar en su mayor pico entre los seis u ochos días, aunque resaltó que no todos los contagiados presentan este síntoma.

También habló de la dificultad respiratoria, la cual puede presentarse a partir del séptimo día. “No es normal que de un momento a otro se tenga fallas respiratorias, ocurren en días (…) no de un minuto a otro”, indicó.

Manejo de la fiebre
Castro consideró que es muy importante controlar la fiebre. Para eso, explicó que ningún medicamento para la fiebre tiene incidencia en el virus de COVID-19.

Asimismo, recomendó buscar medicamentos para controlar la fiebre, como Acetaminofén o Ibuprofeno. En relación al primero, se puede tomar hasta dos dosis máximas, un gramo cada 4 o 6 horas, “pero no más de 4 gramos al día” porque será tóxico para el paciente.

“Si con esa dosis no controla la fiebre, necesita un segundo medicamento, bien sea intercalado o sustituido. En este momento consulte un médico para que le recomiende el medicamento para intercalar”, dijo.

Julio Castro afirmó que bañarse con agua templada también ayuda a manejar la fiebre. Además, precisó que es muy importante hidratarse.

“Bañarse también ayuda a manejar la fiebre. Aunque hay que decir que la fiebre, tanto como su duración como sus niveles, no son un signo de que el paciente vaya a fallecer de una dificultad respiratoria”, aseveró.

Tos

El médico infectólogo explicó que la tos se produce cuando se tiene una inflamación en el sistema respiratorio, pero que no indica que nadie se vaya a morir.

Sugirió hacer aspiraciones de vapores de agua para humificar las vías aéreas. En ese sentido, resaltó que los medicamentos para la tos lo único que hacen es calmar, es un sedante, pero no es la cura para la tos.

Igualmente, recomienda evitar las cosas que puedan exacerbar la tos. Por ejemplo, si hablar produce que tosa más, es mejor mantenerse en silencio.

“¿Cuándo se convierte en un problema serio? cuando se produce dificultad respiratoria. Allí es un fenómeno importante y debe tratarse con medicamentos recetados por un médico”, comentó.

Dificultad respiratoria

Castro subrayó que existen diversas maneras para poder saber si se tiene dificultad respiratoria, aunque aseveró que es algo complicado.

“El elemento más objetivo es tener un saturómetro, es una medición objetiva de mi cantidad de oxígeno en la sangre”, dijo.

Por otro lado, Castro manifestó que otra manera de identificarlo es reconocer si se tiene sensación de agotamiento en actividades que son normales. Por ejemplo, si ha tenido fiebre y malestar, y se para de su cama al baño o la nevera y se cansa, entonces es posible.

Destacó que es necesario diferenciar dificultad respiratoria con debilidad. No obstante, recomendó una prueba.

“Por favor, rece el padre nuestro con el teléfono grabando, o describa la letra de una canción. Oyéndolo, puedo saber cómo es la cadencia de la voz de la persona. Sé si tiene algún grado de dificultad respiratoria, sí tiene que hacer pausa. Sí un familiar habla entrecortado, si la potencia de su voz no es normal, tiene dificultad respiratoria, ponle a leer un texto, y puedes saber”, dijo.

Asimismo, el doctor también añadió que otra opción es poner un papel encima del pecho de la persona y evaluar la oscilación del papel, cada subida y bajada es una respiración.

Normalmente las personas tienen entre 14/15 respiraciones por minuto, si tiene más no es normal”, añadió.

Con información de Caraotadigital

Para ampliar esta información puede ver el video del Instagram.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.