LaHora

Pandemia, falta de servicios públicos y sin vacunas: una cruda realidad

“Los venezolanos y especialmente los neoespartanos estamos viviendo una tragedia”, así lo refiere José Ramón Díaz, quien asegura que “todos debemos elevar nuestra voz para exigir la solución a esta crisis”.

Enumeró que además de la crisis por falta de insumos médicos y falta de equipos apropiados para el cabal desempeño el personal de salud agravado por la pandemia, se suma el desmedido aumento de contagiados en la región “que si bien es cierto cada individuo debe tener conciencia y usar correctamente el tapabocas, conservar el distanciamiento físico, evitar las aglomeraciones sobre todo en lugares cerrados y lavarse las manos constantemente con agua y jabón, aquí llegamos al otro gran problema: la escasez de agua”. Recordó José Ramón Díaz que “en diciembre anunciaron la recuperación de 500 litros por segundo al caudal, dijeron que acortarían el ciclo de distribución de agua a 21 días, hacen parapetos con buzos y aún el agua no llega a los hogares de los margariteños y cochenses, entonces, se pregunta Díaz Hernández, cómo vamos a cumplir las indicaciones necesarias para combatir este virus?.

“Aunque estoy de acuerdo con las medidas preventivas que emanan del Gobierno, el cierre de las Estaciones de Servicio lo considero un error porque los ciudadanos necesitan cargar sus vehículos con combustible para poder trasladarse para adquirir los alimentos, las medicinas e incluso para acudir a los centros dispensadores de salud en caso de una emergencia. Sin gasolina el problema se complica. El racionamiento es una medida que no se justifica”

“Otro punto importante, si hay convenios con Rusia y China , son países aliados, porque no traen la vacuna para todos los venezolanos. Fedecamaras hizo un planteamiento para que le otorguen el permiso para traer vacunas, eso sería parte de la solución ya que las personas que puedan cancelar el monto estipulado para la vacuna, lo harán. Tenemos el derecho a vacunarnos y el Gobierno debe buscar los mecanismos para cumplir con la obligación que establece la Constitución de la República Bolivariana”.

“En definitiva, debemos exigir y elevar enérgicamente nuestra voz porque no hay distribución de agua de manera regular, el servicio eléctrico es un vaivén, el sector salud a punto de colapso, las comunicaciones cada vez están peor, no distribuyen gasolina a todos y no se gestiona la adquisición de las vacunas”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.