LaHora

Después de tanto…

Juan J. Prieto L.*

Tantos te quiero, tanto afán por disfrutar la cama, tantas camas. Ahora debo soportar esta mascarada cuando sabes bien quién más te ama.
Eran besos de verdad, tantos con la lengua ardiendo de ansiedad, tantos, escudriñando todo de ti, de mí, todo. Tanto escuchándote gemir tanto, hasta que hacías un silencio salido de tus entrañas tan exhaustas tus entrañas cuando sentías que era tuyo, y volvíamos y volvíamos a descubrirnos tanto, en todas las camas que estuvimos, con tanta ansiedad y nuestras lenguas ardiendo por adentrarse en nuestras bocas. Tanto tiempos juntos inventando sueños en tantas playas oscuras, a escondidas, temiendo ser vistos entregándonos a hacer el amor que tanto nos gustaba.
Tanto tiempo viviendo así, y de pronto todo se volvió tan breve hasta esfumarse, y dibujamos un adiós, un frío adiós con el insulto cruel de jurarnos olvido, después de tanto. Ahora estamos solos: tú en la calle yo en un cuarto, buscando tanto sin explicación ninguna, después de tenerte tanto que eras toda mi vida. Ahora solo me queda recordar tu rostro recostado a mi hombro, tu aliento en mis cabellos cuando tanto te gustaba mi olor, tu perfume en mis camisas, recuerdo tus manos adivinándome sin vernos.
Tanta soledad ahora cuando no sé qué día, qué mes, qué tanto ha pasado. Mejor apago las luces, la de adentro y la de afuera.
*Periodista
peyestudio54@gmail.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.