LaHora

Paradigma: Tácticas erróneas

Manuel Avila



La fortaleza de Morel en las calles de Nueva Esparta señala que los insulares ven en el roblero la esperanza para salir de la crisis social y económica que atraviesa nuestra sociedad. La gente de Nueva Esparta está convencida que es con Morel como se transformará la región y de eso no cabe duda. Por eso todas las encuestas le dan cifras por encima del 50% y esos números que loa manejan los otros dos comandos de campaña los obliga a disparar contra el puntero de la carrera para tratar de parar su escalada y que conste que ese 49% inicial lo midió Datincorp la encuestadora de Jesús Seguías sin que AD y otros 16 partidos le dieran su apoyo al ex Gobernador. Por eso se infiere que con el apoyo de AD y otros partidos los números son de pronóstico y obliga a los dos candidatos a jugar con la basura comunicacional para atacar a quien los supera abiertamente en los estudios de opinión.
Desde el Comando del Protector la estrategia va dirigida a resaltar elementos del estilo particular del asesor merenguero que desconociendo lo que piensan los margariteños acude a utilizar argumentos como la senilidad y la corrupción, temáticas sin trascendencia en tiempos de crisis y que Morel ha superado abiertamente en los últimos tiempos. Por eso esa materia ya aprobada por el roblero no incidirá de ninguna manera en los registros logrados por Datincorp en varios días de trabajo de campo. Qué venga Céspedes con una guerra sucia de marca mayor es solo un intento por parar el crecimiento exponencial de una candidatura posesionada por sus logros del pasado.
Intentar atacar a Morel es parte del desconocimiento de la realidad insular por parte de un asesor que suma esfuerzos para descalificar a un candidato que los supera en conocimiento, fuerza y tamaño. De eso se dieron cuenta los asesores del Protector y buscaron aires en Dominicana con un Céspedes desdibujado por sus incursiones equivocadas en estos espacios insulares. No le funcionó la vieja táctica de malponer a su nivel de turno y es perder el tiempo con un candidato que está metido en el alma insular.
Por otra parte desde el comando del gobernador no han encontrado el rumbo para frenar el impulso de Morel y se han limitado a usar mentiras piadosas que no han cristalizado en su sueño de detener al roblero. No se sabe a fin de cuentas quien dirige la campaña alocada que no respeta la gestión espectacular del gobernador más exitoso de la historia de Nueva Esparta. Esa forma de gerencial un gobierno no lo venden en una botica de pueblo y no es nada fácil abrir las puertas de la gobernanza en tiempos de una crisis tan profunda.
Le ha correspondido a los más atrasados personajes de la perversidad política usar elementos descalificantes como la edad, el tiempo de permanencia en el poder y machacar un cliché de la mentira que a Morel han querido endilgarle sin ton ni son. Y con campañas atrasadas en el tiempo que son repudiadas por la gente más bien han incrementado la ventaja que les lleva el roblero en los estudios de opinión.
Al unir las estrategias disímiles del Protector y el Gobernador para sacar del camino a Morel solo es parte de las locuras planificadas de un par de aspirantes que ya le fallaron a Nueva Esparta al no poder gobernar a la región porque no se ve gestión de ninguna naturaleza.
En estos momentos cuando la matriz de opinión favorece a Morel Rodríguez se abre una cacería de brujas que pretende quitarle el maillot de líder a quien está metido en el alma de margariteños y cochenses. Con esos juegos de trastadas y errores se vino fortaleciendo la campaña de Morel hasta el punto de convertirlo en un candidato sólido que está consolidado como la esperanza de los neoespartanos. Esa pasión de la gente por la candidatura de Morel es producto de las obras de su gobierno que hizo grandes inversiones para lograr el desarrollo y el progreso de la región.
Las guerras sucias ya no son percibidas por la gente como productivas y solo son pérdidas de tiempo irrecuperables en materia de planificación política.
El arribo del asesor merenguero le castra la posibilidad al candidato oficialista que no encuentra fórmula alguna para subir en las encuestas y está atrapado en una burbuja de la ineficiencia.
Las gestiones nefastas del Gobernador y el Protector le dan matarile en sus aspiraciones de llegar al Palacio Asuntino porque nada tienen que mostrarle a la gente y a Morel le resulta la ecuación muy fácil porque su obra está regada por todo el estado como muestra de su eficacia en el manejo de una región que vivió sus mejores momentos cuando el roblero llevó las riendas del Gobierno estadal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.