LaHora

Tarek William Saab denuncia «asesinato masivo» de migrantes venezolanos en Colombia

Abren investigación


El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, denunció este martes el «asesinato masivo» de migrantes venezolanos en Colombia, tras la «ejecución extrajudicial» de dos adolescentes de 12 y 18 años en una región fronteriza.

«Este no es un hecho aislado, no es un hecho excepcional, al menos 1.933 migrantes venezolanos fueron asesinados, y otros 836 fueron dados por desaparecidos», entre 2015 y 2020, señaló Saab en declaraciones transmitidas por la televisión gubernamental.

Y «entre enero y agosto del año 2021 fueron asesinados en Colombia otros 362 venezolanos», remarcó el funcionario, basado en informes de la ONG Consultoría para los Derechos Humanos y Desplazamiento (Codhes).

La FAO aboga por acciones de anticipación para evitar las crisis alimentarias
«La cifra de manera aterradora puede llegar aproximadamente a los 3.000 venezolanos muertos víctimas del odio, de la xenofobia», sentenció Saab, al acusar el «asesinato masivo de venezolanos en Colombia”.

Naciones Unidas y autoridades colombianas investigan la ejecución de los menores venezolanos, que fueron baleados luego de haber sido señalados de robar un almacén en el violento municipio de Tibú, en el noreste del país.

En videos y fotos difundidas en redes sociales, se ve a los adolescentes cabizbajos y las manos atadas hacia adelante con cinta adhesiva mientras una persona fuera de cámara los acusa de «ladroncitos».

Sus cuerpos fueron encontrados más tarde y seguían con las manos amarradas.

Un cartón con la palabra «ladrones» escrita a mano reposaba sobre el cuerpo del más pequeño, tirado bocabajo con una mochila roja e identificado por autoridades venezolanas como Alexander José Fernández Rodríguez.

«Opinamos que tan responsables son los autores materiales como el sujeto que graba el video, pues no solo hace apología del delito, si no que entrega a los niños a la muerte», observó Saab que en la víspera envío una comunicación a su par colombiano para pedir que se esclarezcan los hechos y detengan a los responsables.

La policía colombiana responsabiliza de ambos crímenes a las disidencias de la exguerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016.

Tibú concentra la mayor cantidad de narcocultivos de Colombia con más de 19.000 hectáreas sembradas de hoja de coca, según la ONU.

«Son delitos y crímenes de lesa humanidad», expresó Saab, que atribuye la ola migratoria a las consecuencias de sanciones financieras de Estados Unidos para forzar la salida del presidente Nicolás Maduro.

Según la ONU, más de cinco millones de venezolanos han dejado su país, huyendo de una grave crisis. Colombia ha sido el principal lugar de acogida, con 1,7 millones de migrantes, más de la mitad indocumentados. AFP

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.