LaHora

Venezuela cumple cuatro años en hiperinflación

Venezuela suma, en noviembre, 4 años en hiperinflación: la segunda más larga de la historia después de la que vivió Nicaragua por cinco años; un proceso económico que ha destruido el poder de compra de los ciudadanos y la capacidad de ahorro.

A finales de los 90, cuando Luis Garabito instaló su kiosko de comida rápida en pleno centro financiero de Caracas, sabía que las ganancias no lo convertirían en millonario, pero que le permitirían mejorar su calidad de vida, cambiar de auto y hacer arreglos en la casa.

Hoy, en la misma esquina donde desde hace 25 años sirve perros calientes y hamburguesas, cuenta que el volátil aumento de precios que se ha experimentado en este último lustro lo ha empobrecido. “No me alcanza. Tampoco tengo para mi casa, ni siquiera tengo plata para ahorrar en el banco”, cuenta Garabito, inmigrante peruano, a VOA.

La hiperinflación venezolana ha liquidado el financiamiento bancario. Las tarjetas de crédito son solo rectángulos plásticos que quedaron guardados en las billeteras, pues no pueden costear ni un caramelo.

Mucho menos es posible acudir a la banca a solicitar un préstamo para adquirir vivienda o vehículo. La mayoría de los ciudadanos vive al día, incluso un 94% de la población es pobre, según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello.

Mientras en Latinoamérica, a excepción de Argentina, todos los países han mantenido inflaciones de un dígito, la que comenzó en 2017, de un 2.600%, tuvo un récord de 1.600.000% en 2018. Luego descendió a 7.300% en 2020 y el año pasado cerró en 3.700 %. Esta economía no sólo ha devorado las expectativas del trabajador, sino también a su empleador.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.