ne.danterivas@gmail.com

Una vez más los revolucionarios estamos llamados a defender nuestros ideales. Aquellos principios, convicciones, bases, ideas, normas, metas y objetivos humanistas legados por nuestros héroes independentistas y nuestro comandante Hugo Chávez para garantizar la protección, el crecimiento y bienestar de nuestro pueblo. Estamos llamados a defender la Revolución Bolivariana y sin duda alguna lo haremos.

Algunos sectores de la derecha apátrida y frustrada decidieron iniciar el año siguiendo sus propios intereses y no los del colectivo, ahora con la intención de activar un referéndum revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro. Siguen peleando, enfrentándose a todo y todos (incluso entre ellos mismos) en vez de unir voluntades y esfuerzos, de trabajar juntos y lograr cambios positivos para el país. Pero nosotros haremos todo lo que esté en nuestras manos para consolidar la paz y el desarrollo en todos los ámbitos.

Estamos decididos a seguir fortaleciendo las 3R de nuestro Gigante: revisión, rectificación y reimpulso en todos los procesos e instituciones y a activar con fuerza las 3R de nuestro presidente Maduro para vencer: resistir, renacer y revolucionar, que tratan de la resistencia al imperialismo, “una resistencia moral, ideológica y política”; el renacimiento de los “valores fundacionales de Venezuela” desde el proyecto bolivariano; y la revolución dentro de la revolución, “revolucionarlo todo, hacerlo mejor y hacerlo bien”.

Nuestro Jefe de Estado nos ha orientado impulsar el Motor del Emprendimiento de todos los sectores, para el consumo interno y la exportación; producir más, principalmente más proteínas; y continuar diversificando las fuentes de riqueza e ingresos en Venezuela. Ese es el camino que debemos seguir. Tenemos todo para lograrlo: el talento, las herramientas, las ganas. Vamos pues, avancemos sin parar. Pongamos nuestras energías en lo positivo y obviemos esas pretensiones perversas, que además son prácticamente inalcanzables. Nosotros venceremos. Un fuerte abrazo.

Dante Rivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *