LaHora

Margarita, un destino productivo en 2022

Pedro González Silva

Las energías astrológicas que se activan para el 2022, apuntan con fuerza hacia el área económica, y en general, eso significará un gran impulso a nuestra productividad, y un ciclo de transformación en nuestra escala de valores, que nos llevará a reinventarnos a fondo, tanto en el modo de generar recursos individualmente, como en modelos de producción económica a nivel mundial.

La tendencia más destacada astrológicamente hablando para este año, está marcada por la entrada de los Nodos Lunares a Tauro y Escorpio, los signos que más se relacionan con los temas económicos y financieros.

Los Nodos Lunares son importantes puntos astrológicos, que funcionan en pareja: el Nodo Lunar Norte indica nuestro aprendizaje y misión, y el Nodo Lunar Sur, lo que arrastramos del pasado, el karma.

El 2022 inicia con los Nodos recién entrando a este eje Tauro-Escorpio; el Nodo Lunar Norte estará durante todo el año en el signo del toro, y el Nodo Lunar Sur, en el del escorpión.

Para el estado Nueva Esparta, esta configuración astrológica es de suma importancia, por cuanto su energía está regida precisamente por Tauro, tomando para el cálculo de su carta astral su fecha histórica más emblemática: el 4 de mayo de 1810.

Por lo tanto, la isla de Margarita, y por ende el estado Nueva Esparta, tiene como signo solar a Tauro, pero además, en su carta astral hay una gran cantidad de planetas en este signo.

Por consiguiente, el paso del Nodo Lunar Norte por Tauro, significa para los neoespartanos, un ciclo muy especial, un antes y un después, un aprendizaje, una misión, un avance en su evolución como colectivo.

Esta misión y aprendizaje está centrado en la productividad, en la prosperidad, en la fuerza de voluntad y en nuestra escala de valores como región venezolana que destacará en este ciclo que no solo se activa en 2022, sino también en el primer semestre de 2023.

Así que es muy importante, tanto en lo individual como en lo colectivo, que aprovechemos estas energías predestinadas, que no las dejemos pasar; es importante enfocarnos, desarrollar el sentido práctico y la perseverancia.

El otro Nodo, el Sur, estará en Escorpio, que significa las energías del pasado que deberemos aprovechar, y en el caso de Nueva Esparta, estas energías estarán ligadas a Urano, astro que nos indica lo siguiente: debemos equilibrar los planes de modernidad con las tradiciones de nuestro pueblo.

Pero veamos la tendencia general del paso de los Nodos por Tauro y Escorpio para el mundo entero, tomando en cuenta que Nueva Esparta puede ocupar lugar destacado por tener esta influencia muy marcada en su carta astral.

El Nodo Sur en Escorpio nos indica las situaciones que hemos venido arrastrando, tanto en lo individual como colectivo, en relación con nuestro mundo financiero: el sistema económico mundial y nuestra forma de administrar recursos en forma individual.

Esto que venimos arrastrando podemos llamarlo “karma”, que significa aquello que ya cumplió su ciclo, que se convirtió en costumbre, que no está generando mejores resultados y nos trae estancamiento; indica que es tiempo de resolver asuntos pendientes en materia financiera, de cerrar ciclos con aquello que ya no nos sirve.

Este “karma” bajo la energía escorpiana nos pide librarnos de odios, obsesiones, así como de dependencia económica de personas o instituciones, que coartan nuestra propia productividad y creatividad.

Si lo vemos en lo colectivo, es un momento en el cual muchas naciones deben hacer esfuerzos por generar sus propios recursos para depender menos de las grandes potencias.

Es así como ese karma, ese Nodo Sur en Escorpio, nos marca a su vez un aprendizaje dirigido al signo opuesto, que es Tauro, donde estará el Nodo Lunar Norte.

Por tanto nuestra misión, tanto en lo individual como en lo colectivo, será la búsqueda de mayor productividad, de trabajar en procura de mayor estabilidad económica. Es un año en el que deberemos enfocarnos en una meta y no dispersar energías. Ser productivos, va más allá de generar dinero, implica desarrollar ideas, generar y consolidar proyectos, lograr bienestar general y estabilidad.

Asimismo, el Nodo Lunar en Tauro nos llevará a una reestructuración en nuestra escala de valores y prioridades de vida; dejaremos de lado aquello que no sea tan productivo para nosotros y nos enfocaremos en lo que realmente puede dar resultados tangibles.

Ilustración: Pedro González Rondón
http://galeriapetrograph.blogspot.com/

Consultas y cursos de Astrología por WhatsApp: +58 414 8206763

Instagram: @gea_instituto

Twitter: @pgonzalezsilva

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.