Manuel Ávila

Decir que las obras arquitectónicas del Museo Vial de Margarita son maquetas y que fueron vendidas a instituciones privadas es una desconsideración y abuso de los ponentes del Foro de la Perla de Soto que organizó la intrépida Amanda Soriano, la Directora de Cultura de Maneiro.El foro comenzó por la Perla de Soto y se perdió en medio de las 20 obras que conforman el paseo vial de la Avenida “Luisa Cáceres de Arismendi.
Lo cierto es que lo ponentes abusaron de su espacio para terminar confundiendo a los neoespartanos sobre la trascendencia de una obra arquitectónica tan importante como el Museo Vial de Margarita. Con esas ponencias borronearon un patrimonio artístico y cultural que aun cuando fue abandonado en los gobiernos de Carlos Mata Figueroa y Alfredo Díaz sigue en pie como una monumental representación del arte escultórico margariteño, venezolano y mundial.
La verdad de este Museo Vial cuya curadora fue la grande de las escultura Bélgica Rodríguez y sus padrinos fueron Morel Rodríguez Avila, Gobernador, Humberto Cazorla, Presidente del Instituto de Cultura y Magaly Guedez de García. Este acontecimiento plástico considerado como la actividad de la plástica más importante que se ha realizado en la región.
Por eso cuando los ponentes que no estuvieron ni de cerca de los galpones de Matasiete y del galpón Orión empiezan a lanzar flechas sobre la historia del Museo Vial de Margarita. Esa fecha del 13 de octubre de 2007 quedó registrada en la historia del arte insular con el nombre de “Parque Internacional de Escultura Margarita” y decretado como Sede Mundial de la Plástica donde 20 escultores procedentes de distintas partes del mundo sembraron en la isla parte de su creación artística espiritual. Por eso la Avenida “Luisa Cáceres de Arismendi fue le núcleo de este I Simposio de la escultura que dejó una herencia cultural regada por ese espacio vial entre los municipios Arismendi y Maneiro.
Ese espectáculo escultórico se desarrolló a las faldas del Matasiete donde cada mediodía eso artistas se reunían no solo para tallar sus obras sino para realizar conversaciones de altura que alimentaban el ambiente margariteño.
La planificación de ese I simposio de la Escultura necesitó de un trabajo laborioso por parte del escultor Humberto Cazorla, Presidente del IACENE y de su asistente Magaly García que con la ayuda de la Señora Bélgica Rodríguez en la organización del evento. Para la curadora nacional significo esta muestra un evento de la grandeza artística que mostró a Margarita ante el mundo como un espacio del arte mundial que representa la muestra escultórica de mayor proyección a nivel nacional y el único museo de este tipo construido en toda la geografía nacional y en toda América Latina en los últimos tiempos.
La importancia y valoración que le dio el Gobernador a este I Simposio de la Escultura tuvo un valor inmenso que fue reconocido por la sociedad artística nacional e inter nacional por su aporte desinteresado para proyectar a la isla de Margarita como la capital de las artes. Por eso el reconocimiento al impulso de esta obra por parte del Gobernador fue muy bien valorada por los asistentes a este evento mundial de la escultura.
Después de 9 años en el abandono se comenzaron a rehabilitar las obras instaladas en los linderos de Maneiro y otras de Arismendi que establecieron la importancia capital de un Museo Vial de tanta trascendencia. Ni caso le hicieron los gobiernos de Carlos Mata Figueroa y Alfredo Díaz al Museo Vial de Margarita y desde el Municipio Maneiro su alcalde Morel David Rodríguez hizo caso a la propuesta que le hizo el arquitecto Juan Liscano sobre la rehabilitación de varias esculturas corroídas por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento. Consiguió Liscano la mano amiga del Presidente de la Asociación de Artistas Plásticos de Venezuela, el escultor Humberto Cazorla que hizo un binomio con el Presidente del IMAM para darle un toque de cariño al Museo Vial de Margarita.
La empresa privada aportó su colaboración para esa misión artística y algunas instituciones gremiales, inmobiliarias y comerciales dieron su aporte para la rehabilitación de varias obras del Museo Vial. Todavía falta mucho por hacer para la rehabilitación de esta obra escultórica con rango nacional y ahora cuando vuelve Morel Rodríguez a la Gobernación y Humberto Cazorla como Presidente del Instituto de Cultura de Nueva Esparta soplan los vientos a favor de la recuperación de este importante espacio artístico.
Sorprende que un evento realizado por la Dirección de Cultura de la Alcaldía de Maneiro para plantear la rehabilitación de la Esfera de Soto o como la llaman otros “La Perla de Margarita” se haya convertido en un espacio de la improvisación. Se llegó a decir que las obras del Museo Vial fueron solo maquetas que se colocaron en esos espacios y fueron vendidas posteriormente a instituciones privadas. No se sabe de dónde sacaron tal aberración cuando esas obras inéditas y originales se sembraron para siempre en el Museo Vial de Margarita y solo tiene el Gobierno de Nueva Esparta dominio sobre esas obras.
Si los artistas Vladimiro Politano, Jorge Mena, Rafael Consuegra, Luís Millé, Nelson Varela, Gandi Esté, Jorge Salas, Joel Casique, Asdrubal Colmenares, Alberto Cavalieri, Gilberto Bejarano, Pierre Petitjean, Pedro Terán, Rafael Rangel, Carlos Medina, Abigail y Nelson Varela, Valentín Malaver y Humberto Cazorla hicieran un manifiesto público los actores del Foro de la Perla de Soto hubiesen quedado muy mal parados y como irresponsable del conocimiento. Con esa barbaridad ideada por la Señora Soriano, Directora de Cultura de Maneiro le dio una bofetada a su propio alcalde y merece el repudio de la sociedad artística insular por tan aborrecible irresponsabilidad que la deja malparada ante la espartanidad. Qué diría Bélgica Rodríguez la curadora del Museo Vial, el Gobernador Morel Rodríguez Avila y el escultor Cazorla y su asistente Magaly García que recibieron ese balde de agua fría de tan irresponsables bocazas de la cultura insular.
Así son las cosas en este país donde los toderos intentan editar textos de la mentira y blasfemias alejadas de la verdad artística de la región. Sin dudas una gran irresponsabilidad que dejarán para la historia la falacia y el espejismo de la Perla de Soto que muchos han intentado rehabilitar y solo de palabras huecas conocemos los que apreciamos el arte insular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *