ne.danterivas@gmail.com

Para adaptarnos a los nuevos tiempos, a las nuevas tendencias y realidades sociales, económicas y políticas en Venezuela hoy nos enfrentamos al enorme reto de impulsar los valores y erradicar por completo los antivalores que tanto nos afectan.

Debemos poner en práctica todo lo aprendido durante la pandemia. Promover siempre, en todos los espacios, empresas e instituciones la educación y la formación aprovechando las innumerables herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance, la revolución digital; seguir dándole valor a la creatividad, profesionalismo y compromiso de nuestras mujeres y los jóvenes, a quienes envío un fuerte abrazo por celebrar este 12 de febrero su día; y finalmente, apostar todo a la producción, la creación y al emprendimiento. Así podremos avanzar, desarrollarnos y superar las adversidades.

En la administración pública (y también en el sector privado) la automatización y simplificación de los trámites y procesos ahora son más importantes y necesarias que nunca. Nos urge eliminar todos los pasos burocráticos como fórmula para avanzar en la producción. Esto nos llevará también a darle un duro golpe a la corrupción, nos hará ser más eficientes, más fuertes y por ende tener mejores resultados en todos los ámbitos.

La misma pandemia nos enseñó la importancia de utilizar los medios digitales para resolver nuestros problemas, hacer nuestras diligencias, pagar nuestras cuentas y servicios, realizar trámites legales y hasta satisfacer nuestras necesidades de consumo. Pedimos casi todo para llevar, por Internet, utilizando las redes sociales. Todos buscamos ahorrar y aprovechar al máximo nuestra energía, tiempo y dinero. Queremos y necesitamos producir más. Seamos creativos, proactivos, organizados.

Son necesarios los modelos participativos entre los sectores público, privado y la sociedad. Promover las alianzas, el trabajo y la búsqueda de soluciones conjuntas. Escuchar y satisfacer las necesidades reales de la gente. Esos son paradigmas por romper. ¡Valores a fortalecer y antivalores a vencer! Tenemos un gran futuro por delante. Vamos por él. Un abrazo.

Dante Rivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *