ne.danterivas@gmail.com

Cuando analizamos el contexto de muchas de las situaciones que estamos viviendo hoy día hay un elemento clave en el que debemos detenernos: el ser humano. Y es que todo, absolutamente todo, se resume en cómo las personas actuamos y enfrentamos cada momento por el que transitamos.

Sabemos que debemos avanzar en la construcción de un mejor país y para eso es necesario construir un “nuevo patriota”. Un nuevo ser humano que sea más gente, más solidario, más hermano, más empático, inteligente y trabajador, como realmente lo soñaba nuestro gigante Hugo Chávez.

A nosotros nos tocó vivir un momento histórico, quizás el más difícil que haya tenido Nueva Esparta en toda su historia política y social, y logramos resistir y avanzar dando la cara, asumiendo la responsabilidad, uniendo a nuestro pueblo y trabajando mancomunadamente para vencer la tormenta. Tratamos de impulsar la formación de ese nuevo patriota del que hablamos y en muchos casos lo conseguimos, pero falta mucho por hacer.

Debemos evaluar lo que está ocurriendo actualmente desde todo punto de vista, reflexionar sobre lo que está bien y lo que no. Lo que se hizo y lo que se hace. Cómo se hizo y cómo se hace ahora. Lo que puede mejorarse, lo que debe procurarse y lo que debe evitarse.

Mi recomendación es que siempre incluyamos a los demás, que no seamos revanchistas y le demos a cada persona la importancia que merece. Nunca podemos decir una cosa y hacer otra (no existe algo peor que esto). Prediquemos con el ejemplo, reconozcamos la existencia del otro y el trabajo que ha hecho; seamos justos y éticos, sumemos, cuidemos nuestra moral.

A veces perdemos el tiempo enfrentándonos entre nosotros mismos, ya es hora de cambiar. Que cada quien actúe como decida hacerlo, “ese es su problema” como dice mi abuela, pero cada quien debe y les aseguro que tendrá que asumir luego su responsabilidad. Por eso, lo que aquí importa es cómo decidimos comportarnos nosotros mismos.

Vamos a mantenernos unidos, junto a nuestro pueblo, apoyando al presidente Nicolás Maduro, a quien le ha tocado difícil por tantas adversidades, incluyendo las conspiraciones. Hay que acompañarlo. Unámonos en la acción, vamos a organizarnos para seguir avanzando, hagamos cosas hermosas para la satisfacción de nuestro pueblo y la propia. Trabajo y más trabajo.

La lucha continúa por el verdadero camino de Chávez y de Cristo, que es el del amor. No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. Estamos hechos para la batalla y nosotros venceremos. Un abrazo.

Dante Rivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *