La idea es recuperar el turismo como generador dinámico de riqueza, que va directamente a la familia, para esto se incorpora a la policía como garante de la seguridad y paz ciudadana

En procura de impulsar nuevamente el sector turístico en el estado Nueva Esparta, 50 funcionarios del Instituto Autónomo de Policía regional, Iapolebne, recibieron un taller de inducción y actualización en la materia.

“Seguridad Pública y Turismo” es el nombre de este taller que la Gobernación de Nueva Esparta, a través de su Corporación de turismo, Corpotur, ofreció a los uniformados neoespartanos adscritos a la división de Policía Turística, Unidades Especiales y demás Estaciones Policiales, desplegadas por todo el territorio insular y en sus respectivos Cuadrantes de Paz.

El Director de Seguridad Ciudadana, Adalberto Orta, explicó los alcances que la Gobernación insular pretende tener con esta inducción, “buscamos brindar a los policías de Iapolebne, las herramientas suficientes para brindar un mejor servicio de seguridad, en especial durante las temporadas altas, elemento imprescindible para fortalecer nuevamente este aparato productivo como una de las principales actividades económicas de la entidad”.

Francisco Bello, presidente de Corpotur, responsable principal de la promoción de las políticas turísticas en el estado y consciente de la necesidad de brindar una capacitación orientada a ofrecer un mejor servicio turístico, en especial a los funcionarios policiales como entes de orden público y paz ciudadana, presentó al Prof. Alfonso Bortone, asesor de la Corporación y profesional con más de 40 años de experiencia en el sector turismo, quien brindó las competencias necesarias, con miras a la próxima temporada de carnavales.

El profesor Bortone, explicó que el turismo sin seguridad no funciona bien “no se trata de convertir al policía en guía turístico, sino en un facilitador de la actividad, manteniendo la seguridad, consolidando el cuidado de los bienes, de las personas y el orden ecológico”.

Dijo que la idea es recuperar la actividad turística como generador dinámico de riqueza, que va directamente a la familia, a la comunidad, “tal como quien prepara el piñonate y lo vende directamente a los turistas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.