Sin variar un ápice su postura a pesar de ser relegado por Rafael Nadal en la carrera por acaparar un mayor número de Grand Slam y de la división social generada en su entorno, Novak Djokovic regresará a la competición en el torneo de Dubái, donde podrá participar a pesar de no estar vacunado.

Cuadro de competencia para el torneo
El balcánico entrará en acción en este 2022. Saltará a la pista para disputar un torneo que ya ganó cinco veces, la última hace dos cursos. El italiano Lorenzo Mussetti, una de las esperanzas del circuito para el futuro será su primer adversario.

Aún con la imagen fresca en la memoria de todo lo sucedido en Australia, de la espera en el mostrador del aeropuerto de Melbourne, de los interrogatorios por las autoridades del país y por la estancia en un hotel de bajas condiciones hasta ser deportado, llegó a Dubái sin problema alguno de acceso.

No hay exigencias de vacunación en los Emiratos Árabes donde basta con presentar un resultado PCR negativo setenta y dos horas antes del viaje. No habrá debate por tanto para que el serbio poseedor de veinte grandes títulos salte a la pista a agrandar su historial y a iniciar el recorrido por un curso que arrancó de mala manera para sus intereses.

En contra de lo habitual, Novak Djokovic echará a andar en la penúltima semana de febrero. Con la temporada en marcha y la mayoría de los jugadores rodados, el serbio abrirá el raquetero para formar parte de un ATP 500 tras haber pasado por alto el primer grande del curso y en medio de las especulaciones sobre las posibilidades de acceso al resto de torneos por las exigencias del Covid y en alerta ante un eventual cambio de postura del jugador.

Las líneas están marcadas entre los partidarios del serbio y sus detractores. El murmullo que irrumpió en enero pasado cuando fue detenido dos veces y finalmente expulsado de Australia. Cuando su presencia en el país oceánico fue una cuestión de estado.

Así las cosas y a expensas de las normas, Djokovic empezará su particular temporada con el número uno en el aire. El ruso Daniil Medvedev, finalista en Australia está al acecho. A punto de convertirse en el nuevo rey del circuito.

Por primera vez desde el 2004, con el estadounidense Andy Roddick, la cima del ránking ha sido siempre cosa del ‘big four’: Roger Federer, Rafael Nadal, Djokovic y Andy Murray. Pero el moscovita puede acabar con esto y ocupar el lugar el lunes 28 de febrero.

Está en la mano del ruso, no de Djokovic que puede sufrir un nuevo revés en el 2022. A la expulsión del Abierto de Australia se añadirá su caída del primer puesto. Si Medvedev gana en Acapulco, donde se encontrará con Nadal, será el número uno aunque Nole gane en Dubái. Es decir, si el ruso hace lo mismo o mejor que el serbio, estará en la cima. Aunque el tiempo de estancia de Daniil en lo alto dependerá de los próximos eventos.

El tenista de Belgrado ha sido el mejor durante 360 semanas aunque en momentos diferentes. Y consecutivamente no ha caído de la cima desde el 3 de febrero del 2020. Djokovic no juega desde las semifinales de la Copa Davis al principio de diciembre. Más allá en el circuito, desde la semifinal del Masters, en noviembre pasado. Ahora, volverá desde la próxima semana.

Arrancará el serbio con el italiano Lorenzo Musetti en la primera ronda de Dubái. El transalpino es uno de los referentes de la conocida como Next Gen. Invitado por el torneo, el tenista de Carrara de 19 años, fue cuarto finalista en Rotterdam y en Pune. No superó la primera ronda del Abierto de Australia batido por el local Alex de Miñaur.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.