El papa Francisco pidió hoy a la comunidad internacional que abra corredores humanitarios para acoger a los ucranianos que huyen del país y buscan refugio ante la invasión de Rusia y afirmó que «quien hace la guerra, olvida la humanidad».

«Quien hace la guerra, olvida la humanidad, no le preocupa la vida de las personas sino que antepone sus intereses y su ansia de poder. Se deja llevar por la lógica diabólica de las armas y se aleja de la gente común, que quiere la paz. La gente común es siempre la verdadera víctima de todos los conflictos, pues paga con su piel la locura de la guerra», dijo Francisco tras rezar el Ángelus desde el palacio apostólico del Vaticano.

«Pienso en los ancianos, en los que buscan refugio, en las madres que huyen con sus hijos. Son hermanos y hermanas para las que es urgente abrir corredores humanitarios y que sean acogidos», añadió.

Francisco dijo que «quien ama la paz, como dice la Constitución italiana, repudia la guerra como elemento de ofensa a la libertad de otros pueblos y como medio de resolución de las controversias internacionales» y recordó también otras guerras en el mundo, como las de «Yemen, Siria o Etiopía».

Finalmente, recordó su llamamiento para que los fieles hagan una jornada de ayuno y rezo el próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, por la paz en Ucrania y el fin de las guerras.

El pontífice argentino habló el sábado por teléfono con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, al que le expresó su «profundo dolor» por la guerra en el país desatada por la invasión de Rusia; mientras que el viernes acudió personalmente a la embajada rusa ante la Santa Sede para ver al embajador, Alexander Avdeev, y después habló telefónicamente con el jefe de la Iglesia greco-católica ucraniana, Sviatoslav Shevchuk, al que garantizó que hará «todo lo que pueda» en esta situación.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *