La federación checa de fútbol aprobó este domingo por unanimidad una resolución por la que «bajo ningún concepto» la selección nacional se enfrentará al colectivo ruso durante la repesca para el acceso a la fase final del mundial de Catar 2022.

Ese es el veredicto de los responsables del fútbol checo tras el contencioso entre Rusia y Ucrania estallado el pasado jueves, que ha culminado con la invasión militar del país vecino decretada por el presidente ruso, Vladímir Putin.

«La Federación ha aprobado una resolución por la que bajo ningún concepto la selección nacional se enfrentará al seleccionado ruso en la repesca de clasificación para el Mundial 2022», señala el comunicado.

Los checos, que fueron terceros del Grupo E, lograron acceder a la repesca, junto con Austria, como mejor equipo no clasificado de la Liga de Naciones.

Ahora se verán las caras con Suecia, el próximo 24 de marzo, en feudo escandinavo, y en caso de victoria podrían quedar emparejados con Rusia en el duelo de finales.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.