ne.danterivas@gmail.com

Esta semana iniciamos nuestras palabras enviando un enorme abrazo y todo nuestro reconocimiento a las hermosas mujeres venezolanas y de todo el mundo por la celebración de su día este 8 de marzo. No me cansaré nunca de decir que son pilares fundamentales, indispensables en nuestras vidas, nuestros hogares y la sociedad. Somos lo que somos por y gracias a ustedes.

También quiero expresar mi admiración y agradecimiento a todo el personal de salud del estado Nueva Esparta, a esos hombres y mujeres, grandes guerreros y luchadores que en los últimos tres años han dado todo de sí para enfrentar las más duras condiciones de pandemia y dificultades económicas.

En este tiempo nos organizamos en un gran Estado Mayor de Salud, una instancia que nos permitió aunar esfuerzos, coordinar políticas y acciones entre las autoridades civiles y militares del estado para paliar la situación, proteger a nuestro pueblo y darle respuestas de la mejor forma posible, con éxito en muchos casos y escenarios.

Y si bien es cierto que aún queda muchísimo por hacer, también lo es que hoy podemos decir que lo logramos, que juntos salimos adelante, mantuvimos la dotación de insumos, equipos y medicamentos en los diferentes centros de salud, adecuamos espacios, mejoramos la infraestructura, activamos un mega centro de vacunación envidiable y puntos municipales para acercar este importante servicio a la población, entre muchas otras cosas.

Sin duda alguna todo esto fue posible gracias al apoyo y la disposición de la Autoridad Única de Salud, las enfermeras, los médicos (a quienes felicito también por su día este 10 de marzo), camareras, personal administrativo y obrero, a las instituciones, a los empresarios y todos los que se sumaron en esta noble tarea. Nos unimos, resistimos y vencimos.

Esa será siempre la mejor forma de trabajar: Con unidad, organización, involucrando a todas las partes, empoderando al pueblo. Gracias a todos de corazón. Para mi son héroes y heroínas. Que Dios y nuestra Virgencita del Valle los bendigan y protejan siempre. Un abrazo.

Dante Rivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.