El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó hoy que suspenderá los contratos de suministro de gas si los países «inamistosos» no pagan el combustible en rublos y no abren una cuenta en la moneda nacional rusa en Gazprombank.

«Hoy firmé un decreto que establece las reglas para el comercio del gas natural ruso con los llamados países inamistosos» y que entrarán en vigor el 1 de abril, señaló el líder ruso minutos antes de una reunión con la industria de la aviación.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.