En esta cuarta jornada fueron incluidas las especialidades de traumatología, cardiología y neumonología

Agradecidos y contentos quedaron los residentes del sector Campomar del municipio Mariño, tras recibir la cuarta jornada integral del Tren de la Salud que se cumple gracias a la gestión del gobernador Morel Rodríguez por intermedio de la Fundación Social Nueva Esparta, Funsone, encargada de llevar atención y bienestar a los más necesitados.

En esta oportunidad se realizaron 2357 atenciones, en las que resaltan 980 evaluaciones médicas, 113 inmunizaciones, 725 medicamentos entregados. Igualmente se dotó a 24 personas con sus lentes de lectura, se efectuaron estudios de ecosonografía, agudeza visual, evaluación nutricional, inmunizaciones, despistaje de hipertensión arterial y colocación del dispositivo intrauterino (DIU).

Gloria Rodríguez, presidenta de Funsone dijo que en esta oportunidad se dieron apertura a las especialidades de traumatología, cardiología y neumonología, las cuales llegaron a complementar las que regularmente existían, entre ellas medicina general, medicina interna, obstetricia, ginecología, pediatría y geriatría.

El Instituto Autónomo Neoespartano de Beneficencia Pública y de Asistencia Social, Ineben, con su aporte logró desparasitar a 115 personas entre niños y adultos de la comunidad. De la misma forma, fueron entregadas 11 canastillas para recién nacidos, 11 para prenatal, se ofreció el Nutrivaso y servicio de peluquería y barbería.

La actividad contó con el apoyo de funcionarios del Instituto Autónomo de Policía del estado Bolivariano de Nueva Esparta, Iapolebne, Protección Civil y Bomberos.

Alegría y agradecimiento

Los habitantes de Campomar manifestaron su agradecimiento y satisfacción al ser tomados en cuenta por el Ejecutivo regional.

María Sánchez de 66 años y residente de la calle Girasoles, comentó “esta jornada me permite agilizar mi control de salud de una forma cómoda y ágil, me vi con el internista y me mandó mi tratamiento, aquí voy con las medicinas, ahora aprovecho a verme con el ginecólogo. Ya no tengo que gastar pasajes, ni tiempo para irme a ver a un hospital donde a veces me devuelvo sin ser atendida por falta de médicos”.

Damaris Salazar, habitante de la calle 23 de abril señaló que trajo a su bebé a consulta de pediatría “No esperábamos que nos visitaran tan pronto, pero gracias a Dios lo hicieron, así pude chequear a mi niño con el médico y salí con los medicamentos en mano, gracias a Morel Rodríguez por traernos estas jornadas que nos ayudan mucho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *