El canto tradicional margariteño debe mantenerse en el tiempo y es nuestra preocupación porque todos los niños y jóvenes de la entidad, con gusto e inspiración para ello, cuenten con una guía para su correcto desarrollo y expansión.

Humberto Cazorla, presidente del Instituto de Cultura de Nueva Esparta, dio la bienvenida este jueves a los instructores que tendrán a su cargo el introducir a los infantes en las destrezas de los cantos tradicionales característicos de Nueva Esparta y de todo el oriente venezolano.

El sociólogo Jesús Bellorín, tomando como base su guía didáctica para el aprendizaje de técnicas y artes del canto tradicional, sirvió como monitor a los pedagogos que tendrán a su cargo formar a los alumnos en las diferentes formas de canto como el galerón, jota, malagueña, polo, gaita margariteña y zumba que zumba, entre otros.

Estos instructores, inicialmente en número de 12, estarán trabajando en Tacarigua, Pedro González, Juan Griego, Paraguachí, Apostadero, El Tirano, Los Bagres y Altagracia entre otros puntos de la geografía insular, y serán los captadores de los niños y jóvenes con inquietudes y talento para desarrollar este arte musical.

Tanto para Cazorla como para Bellorín, todo esfuerzo gubernamental es válido e importante para que las nuevas generaciones aprendan y se conviertan en multiplicadores y conservadores de esta forma de expresión autóctona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.