El Kremlin señaló este viernes que el ataque presuntamente ucraniano contra un depósito de combustible en Bélgorod, en la frontera ruso-ucraniana, no crea buenas condiciones para la continuidad de las negociaciones de paz entre Moscú y Kiev.

«Naturalmente, esto no es algo que pueda percibirse como la creación de condiciones cómodas para la continuación de las negociaciones», dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

Peskov agregó que el presidente ruso, Vladímir Putin, ha sido informado sobre el incidente y pidió esperar a la valoración de los militares de ese suceso, ocurrido, según la versión rusa, en la madrugada.

Moscú denunció horas antes un ataque ucraniano contra un depósito de combustible en territorio ruso.

Según el gobernador de la región de Bélgorod, Viacheslav Gladkov, dos helicópteros de las Fuerzas Armadas ucranianas, volando a baja altura, habrían logrado alcanzar un depósito de petróleo situado en las afueras de Bélgorod, lo que causó un incendio.

El incidente, que por el momento no ha sido comentado por la parte ucraniana, no ha dejado víctimas, según Moscú.

Bélgorod se encuentra a unos 30 kilómetros de la frontera con Ucrania y a unos 70 kilómetros de Járkov, la ciudad más importante en el este ucraniano.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.