Luis Alfredo Brito Hernández, de 22 años, salió de su casa, ubicada en Boquerón, municipio Antolín de Campo, la noche del sábado 22 de enero de este año a una fiesta y no regresó a su hogar. Su cuerpo fue hallado sin vida para amanecer el día domingo 23, tirado en el asfalto de la avenida 31 de Julio, a la altura del cementerio de Paraguachí, adyacente a una estación de la Dirección de Inteligencia y Estrategia (DIP) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Desde ese entonces sus familiares han buscado respuestas ante las autoridades. Necesitan saber ¿qué ocurrió con Luis? Y más especialmente, quieren que se haga justicia para que su muerte no quede impune.

En un primer momento los organismos de seguridad indicaron que Brito murió arrollado por un carro. Aunque esta versión no está del todo clara para sus familiares, quienes aseguran que es poco lo que se ha investigado y mucho menor han sido las diligencias para detener a quien o a quienes estuvieron involucrados en este trágico suceso.

“Ya mi hermano cumplió dos meses de muerto y hasta el momento no ha habido ninguna respuesta, no nos han informado sobre el tipo de vehículo que supuestamente lo arrolló ni lo que registraron las cámaras en ese momento. Lo que queremos saber es qué pasó con él, por eso pedimos que se haga justicia”, Almarys Brito, hermana del joven fallecido.

Por su parte, la mamá de Luis, Gregoria Hernández, también suplicó por justicia. “Nosotros los familiares solicitamos que por favor se agilice el caso, ya que tiene dos meses en Fiscalía y no ha habido celeridad, queremos que le pongan interés al caso”.

Cifran sus esperanzas en la nueva fiscal que lleva el caso, ya que hace dos semanas la Fiscal Quinta que estaba al cargo renunció y ahora el caso será ratificado para seguir con las investigaciones correspondientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.