Eneida Valerio Rodríguez
(@eneidavalerio)

Desde un bunker a buen resguardo, grabó un mensaje difundido el pasado domingo 3 con ocasión de la entrega de los premios Grammy. Entre otras cosas dijo a más de 14 millones de televidentes…”defendemos nuestra libertad de vivir, de amar, de soñar” “La música se abrirá paso de todos modos”…”Decid la verdad en las redes, en la tele”. “Apóyanos con todo lo que puedas, cualquier cosa pero no el silencio… Vendrá la paz”.
La libertad y la paz como respuestas de un holocausto indeseado y destructivo han sometido su país. Estas demandas, son el planteamiento reiterado del discurso del presidente Zelensky, a quien posiblemente su papel de comediante con alta sintonía en Ucrania, lo puso pies juntillas, en rápido ascenso a la presidencia para cumplir sin rezago, lo que parecía una historia novelada.
Asumió al inicio de las confrontaciones, elementos comunicacionales con gran éxito mediático. Las puso en práctica desde el 24 de febrero cuando comenzó la más demencial y terrible decisión de invasión por Vladimir Putin, quien la justificó, cuestionando a la OTAN que acusaba de pretender intervenir Ucrania. Sin embargo, nada era verdad, privaba en consecuencia, su ambición de restituir el imperio ruso, anhelado en su altisonante personalidad. A lo largo,el conflicto para algunos analistas, ha fortalecido precisamente a la OTAN.
Una contradictoria situación para Putin, habla de lo perplejo que le resultó pensar aquella inútil y condenada guerra.
Putin, no tiene regreso, ni siquiera a reivindicarse moralmente. Se ha convertido en un verdugo inclemente para aplastar sin límite a los ucranianos y sumar crueldad como los antiguos gobernantes a sus víctimas. Putin, tributa el final de su régimen autoritario y sin libertades como la Revolución bolchevique de 1917 que dio al traste con la era zarista. Ambas, crueles como la instaurada hace 22 años por Putin.
Ha pagado Putin, alto precio por sus desajustes emocionales, que pretende revivir la antigua historia de la humanidad, recreada en la maldad de los gobernantes y además, impunes casi todas esas graves faltas. Su tiranía, amparada en la mentira tiene la pretensión, de considerar esa lucha, como derecho ruso.
Pero, Putin, falló, en conquistar a Kiev, en 48 horas, falló como estratega, vio morir casi a la totalidad de sus más altos colaboradores militares y en esa cadena de fracasos; deberá enfrentar la caída de casi el 15% del PIB acompañado de un desempleo masivo, que sumará pérdidas cuantiosas en equipos bélicos-impensado todo-antes del inicio de las operaciones.
Rusia, enfrenta sanciones de la UE de otros países como Inglaterra y EE.UU. y de grandes empresas de servicios. A Putin, se le califica de genocida, de menguada visión para el combate y de una alta irresponsabilidad al pretender arrebatar a los hombres, el derecho a la libertad. Todo, muy difícil en momentos cruciales para la humanidad, que comienza de formas diversas a sufrir las consecuencias de tales acciones.
El pasado lunes, el presidente Zelensky con chaleco antibala se presentó en Bucha, población cercana a Kiev y pudo constatar cercana a una iglesia, la zanja donde fueron arrojados más de 400 cadáveres. Una noticia viralizada, desde las primeras horas del día obligó a respuestas más contundentes. EE.UU, antes, había señalado que trabajaría para retirar a Rusia de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.
Y más tarde, la Embajadora de aquel país ante el organismo, Linda Thomas Greenfield, dijo vía Twitter; “Las imágenes de Bucha y la devastación a lo ancho de Ucrania, requiere que hagamos coincidir nuestras palabras con nuestras acciones “.Demanda esta advertencia la necesaria coherencia. La misma, de Zelensky
Las imágenes sobre el terrible hallazgo, fueron publicadas con testimonios de vecinos de Bucha, Chermigov y Jarkov, quienes relataron los horrores de cómo fueron hombres y mujeres sacados de sus casas amordazados y disparados a quemarropa. Las mascotas también fueron sacrificadas; entre otros, pastores alemanes.
La UE a través de Josep Borrell, pidió a Putin detener las acciones y ofreció más ayuda a Ucrania que coloca en los noticieros mundiales las recientes declaraciones del Presidente Biden,con los mismos ataques ya señalados hacia Putin. Lo calificó de criminal de guerra y pidió juzgarle por la matanza en Bucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *