El presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, propuso reducir la tasa del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) a menos de 1% por espacio de un año.

«En la medida que vayas recuperando la producción petrolera, y de alguna manera recuperando la economía, probablemente vas a tener que bajar la tasa», explicó Fernández, quien recomendó sacar a las personas naturales de esta ley «ya que no están en las condiciones de absolver una carga adicional de este impuesto».

Aseguró que este tributo es muy complejo de aplicar, debido a que siempre fue una carga que se «pagaba y se enteraba a través de la banca y no había manipulación del impuesto por los agentes comerciales, industriales y productivos».

El empresario también planteó «traer los dólares al sistema financiero», en vista de que el grueso de la divisa no está en la banca, lo que genera repercusiones en la economía.

Fernández aclaró que Fedecamaras no está en contra del IGTF, solo pide que el impuesto sea viable y que «realmente la gente lo entere, que no haya incentivo para la evasión y que, de alguna manera, no mate a las gallinas de los huevos de oro que son los ciudadanos y las empresas».

En entrevista concedida al programa Por Donde Vamos de Unión Radio, Fernández insistió en la necesidad de aplicar un modelo productivo y no «rentista», pidió más protagonismo de la participación ciudadana.
Por último recomendó la creación de una ley que busque el «estimulo» a la creación de valor y la productividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.