Los líderes de las instituciones europeas condenaron este viernes el ataque «horrible» e «indiscriminado» del Ejército ruso contra civiles que estaban en la estación de tren de Kramatorsk esperando a ser evacuados de la región ucraniana de Donetsk, que ha dejado 30 muertos y más de 100 heridos.

«Condeno con fuerza el ataque indiscriminado ruso de esta mañana contra una estación de tren en Kramatorsk, que mató a docenas de personas y dejó a muchos más heridos. Este es otro intento de cerrar rutas de escape para los que escapan esta guerra injustificada y causar sufrimiento humano», dijo en Twitter el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell.

El jefe de la diplomacia europea visita hoy Kiev junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y ha anunciado otros 500 millones de euros para ayuda militar a Ucrania, lo que aumenta esta partida a un total de 1.500 millones desde el inicio de la invasión, así como que la UE vuelve a tener representación en la capital ucraniana.

También el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tildó de «horrible» ver el ataque de Rusia contra una de las principales estaciones que usan los civiles para huir de la región donde Moscú está incrementando su ofensiva.

«Es necesario actuar: más sanciones contra Rusia y más armas para Ucrania están en camino desde la UE. Acabamos de aprobar el quinto paquete de sanciones», añadió Michel en Twitter.

La entidad gestora de los ferrocarriles ucranianos consideró el ataque de esta mañana como «un golpe deliberado a la infraestructura de pasajeros del ferrocarril y los residentes de Kramatorsk».

La empresa ferroviaria publicó además una fotografía en la que se puede ver un cuerpo tendido en el suelo cerca de varios automóviles siniestrados en lo que parece ser un aparcamiento, con bolsas y equipaje esparcidos por la calzada.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *