Manuel Avila

De los dos gobiernos anteriores a Morel podemos decir que no entregaron motores a los pescadores de Nueva Esparta. No se ocuparon de los pescadores y sus familias que son parte importante del contexto electoral insular y tampoco le hicieron sus rancherías que el roblero en sus últimos dos gobiernos le hizo una cantidad importante en todas las playas de esta región.
Por eso los pescadores se la jugaron en las elecciones del 21 N con Morel Gobernador porque fue quien más los atendió en el pasado con seguro, gps, embarcaciones, motores e instrumentos de pesca. No olvidan los pescadores que Dante se paseó por las playas de Margarita con un solo motor que mostraba y solo entregaba uno a un solo pescador. Por eso se han equivocado los analistas que ven con desparpajo las entregas que viene haciendo Morel con Julio González, el Director del Instituto de Pesca, pero que son efectivas porque le están cumpliendo a quienes forman parte de un sector muy abandonado por los gobiernos de turno.
Ahora cuando el Gobernador acaba de entregar 30 motores fuera de borda marca Suzuki, DT como créditos para pagarlos al 4% de interés y en 48 cuotas. Lo que significa que los pescadores volvieron a encontrar la ruta de la esperanza y los sueños de tener un mejor futuro.
Con el poder del Gobierno Nacional y todas las ventajas de ser gobernador de las filas del oficialismo a Mata Figueroa y Dante Rivas no le fue fácil realizar estas entregas de motores a los pescadores de Nueva Esparta. Por eso los analistas y los mismos pescadores analizan la situación y encuentran razones para evaluar los dos gobiernos anteriores y lo que ha venido haciendo Morel en tan solo tres meses con sus días de gestión.
No se trata sino de ver la intencionalidad de las políticas sociales asumidas por un gobierno con el presupuesto reconducido y que en medio de la crisis que agobia a la gobernanza nacional se están produciendo en Margarita y Coche políticas que le están devolviendo la credibilidad a la clase política de la región.
Ahora los pescadores tienen su mirada puesta en el futuro y en cuáles serán los próximos beneficiados cuando el Gobierno de Nueva Esparta planifique realizar otras entregas de motores a los pescadores de la región.
Esas son las políticas que le gustan a la gente y por eso se muestran alegres al ver la consolidación de propuestas electorales que se consolidan con estos resultados que hablan de la posibilidad de cristalizar su sueño de tener un motor para la faena diaria.
No resulta fácil para un gobierno atender las demandas de los pescadores que son una familia grande en todas las costas de la región y que por tanto responder a ese universo de familias es complejo porque las inversiones son millonarias por el precio de cada unidad. Pero siempre se puede hacer magia cuando se trata de la gobernanza que permita resolver los problemas de la gente y eso depende de la voluntad que tenga cada gobernante a la hora de invertir los recursos.
Las críticas de los tres duendes que pedían la cabeza de Morel en menos de dos meses de gestión quedaron desarmadas porque los grupos donde ellos estuvieron le fallaron a Nueva Esparta. No les quedó más remedio que recoger velas y esperar el momento para arremeter de nuevo contra el enemigo que solo se limita a hacer gestión para pasarle por encima a los dos gobiernos anteriores que fracasaron estrepitosamente para dejar un sabor agridulce en toda la comunidad neoespartana. Y es que esos fracasos de los anteriores gobernantes fue el detonante de la mayoría de la población para sufragar a favor de Morel el pasado 21 N.
Nueva Esparta esperaba por un cambio para recuperar la región y se está dando de manera quirúrgica porque ya la gente percibe grandes transformaciones que el Gobernador y los alcaldes están mostrando con gestiones importantes que consolidan el desarrollo de la región.
Eso está ocurriendo y cuando vemos el ritmo demoledor de las alcaldías de Mariño, Maneiro, Antolín, Gómez, Arismendi, Marcano, Tubores, Macanao, Villalba y se espera que para los próximos meses se incorporen los rezagados García y Díaz. Ese nivel de competencia entre los alcaldes es parte de la dinámica de lo que viene para la gobernanza del futuro y dónde hacer gestión es más importante que las siglas de los partidos políticos.
Por eso cuando las políticas benefician a la gente se está logrando el objetivo principal que es consolidar el desarrollo de las regiones, pues es evidente que gestión mata partido, amiguismo y compadrazgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.