Pedro González Silva

Este martes 19 de abril, a las 10:25 de la noche, el Sol entra al signo de Tauro, donde permanecerá hasta el 20 de mayo. Comienza el período central de la primavera, atrayendo un ambiente propicio para la consolidación de proyectos y metas, y para el desarrollo de la voluntad y la perseverancia.

En esta ocasión, la activación solar de Tauro está acompañada de la energía del Nodo Lunar Norte, presente en este signo, reforzando la misión colectiva que estará vigente durante año y medio, ligada a un reacomodo en nuestros valores de vida y nuestra productividad.

Urano, también presente en Tauro, nos hará sentir un efecto contradictorio, pues mientras Tauro busca estabilizar y consolidar, el mencionado planeta nos empuja al cambio, y nos trae eventos inesperados, y bajo estas influencias contrapuestas, debemos lograr un equilibrio.

Sin duda este ciclo tiene un halo de destino a cumplir; ha llegado el momento de desarrollar las cualidades del toro, con todo su poder interno que nos lleva de manera lenta, pero segura, a trazar un camino firme de consolidación de nuestras metas, pero a la vez, no debemos cerrarle el paso a las energías renovadoras.

La energía espiritual de Tauro está conectada con constelaciones como la Osa Mayor y las Pléyades. Las fuerzas sutiles que llegan de estos conjuntos de estrellas se relacionan con la voluntad, el propósito y la energía esencial del Sol, el centro de la vida humana.

Tauro forja los instrumentos de la vida constructiva o de la destrucción; forja las cadenas que atan o crea la llave que abre el misterio de la vida; este proceso forjador, con su clamor consiguiente, es el que prosigue en esta época de manera potentísima.

La energía de Tauro crea conflicto entre materia y espíritu, pero a su tiempo revela las causas del conflicto y lleva a la armonía en niveles superiores.

Tauro está simbolizado por el toro, cuyas características están fuertemente representadas en los que pertenecen a este signo; tienen cuerpos fuertes, son perseverantes y de una férrea voluntad que puede llegar a la testarudez. Cuando han aceptado una idea, la siguen inquebrantablemente. Es del elemento tierra, y por tanto, práctico y prudente.

Es un signo fijo, y esta cualidad es uno de sus mayores peligros; cuando se les ofrece una oportunidad, pueden dudar, y aceptarla luego cuando sea demasiado tarde para beneficiarse de ella; y por esa misma cualidad es capaz de seguir persiguiendo una idea cuando han desaparecido todas las virtudes relacionadas con ella.

Tauro es un signo muy sensitivo, no concibe el amor sin posesión, sin el contacto físico, es un signo muy sensual, como buen hijo de Venus, sabe disfrutar todos los placeres mundanos. Su palabra clave es “Yo Tengo”, es el signo de las posesiones.

ATENCIÓN ISLA DE MARGARITA: Hemos diseñado un taller intensivo presencial (4 sesiones de 4 horas de duración cada una, una vez por semana), cuyo objetivo es capacitar al participante para leer una carta astral. Inicia el 6 de mayo. Si deseas mayor información escribe a nuestro WhatsApp: 0414 820-67-63.

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.blogspot.com/

Instagram: @gea_instituto

Twitter: @pgonzalezsilva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *