Al menos dos misiles cayeron este jueves en la calle Tatarskaya de Kiev, en el distrito de Shevchenkivskyi, uno de los cuales impactó en un edificio residencial y causó varios heridos, según dijeron a EFE testigos presenciales.

El alcalde de la capital, Vitali Klitchkó, confirmó que dos misiles habían caído este jueves sobre Kiev, cuando se encuentra de visita el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

En el edificio residencial donde impactó uno de los proyectiles vive junto a su abuela y sus dos hijos una joven llamada Marina Zdanovich, de 31 años, quien explicó que la casa ha quedado dañada. Su abuela, que estaba en el interior, ha resultado herida leve.

El otro proyectil cayó sobre una empresa llamada Artem, a la que al parecer iba dirigido el ataque por tratarse de una fábrica de misiles.
Los bomberos y militares han comenzado a desalojar a los vecinos. En las calles aledañas aguardaban decenas de militares y en los trabajos han participado al menos cinco unidades de bomberos.

“Esta noche, el enemigo disparó contra Kiev. Han sido dos golpes en el distrito de Shevchenkivski. Todos los servicios de emergencias están en el lugar. Se está aclarando la información sobre posibles víctimas”, escribió en su canal de Telegram el alcalde Klitchkó.
También informó sobre el ataque el asesor del presidente Volodimir Zelenski, Mijailo Podoliak, quien subrayó que el bombardeo tuvo lugar durante la visita de Guterres. “El día anterior estaba sentado en una larga mesa en el Kremlin y hoy hay explosiones sobre su cabeza. ¿Una postal de Moscú?”, escribió en su cuenta de Twitter. “¿Recordar por qué Rusia todavía tiene un asiento en el Consejo de Seguridad?”, añadió.

Guterres, que se reunió este miércoles con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, subrayó este jueves en una rueda de prensa conjunta que la ONU está “comprometida a la hora de ayudar al pueblo ucraniano en esta dramática situación”. “Muchos líderes han realizado esfuerzos para detener los combates, pero, hasta ahora, no han tenido éxito.

Fuente: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *