La distribución de estos enseres se cumplió por medio del concepto de Responsabilidad Social a través de la construcción de la cancha deportiva de Loma de Guerra

Familias de los sectores Aricagua, Loma de Guerra, La Fuente en Antolín del Campo y Las Tapias en Arismendi fueron beneficiadas con cocinas y tanques de almacenamiento de agua como respuesta del gobernador Morel Rodríguez a las solicitudes formuladas por los interesados.

La distribución de las ayudas sociales se logró por medio del concepto de Responsabilidad Social que pide a las empresas que construyan una obra para el Estado y entreguen un bien que beneficie a los vecinos, en este caso la empresa Axa C.A. que edificó la cancha deportiva de Loma de Guerra.

Emperatriz Gamazo, adjunta a la Secretaría de Gobierno, manifestó que el mandatario Morel Rodríguez honra así su palabra y solventa las necesidades del pueblo debido a que ese fue su compromiso desde que asumió la conducción de la gerencia regional.

“La voz de los neoespartanos es escuchada por la máxima autoridad Morel Rodríguez quien realiza esfuerzos en pro de todos los sectores de la entidad, teniendo conciencia que son numerosos los problemas que vive la gente pero aportando su interés para que éstos tengan solución”, subrayó.

Juan Pino, habitante de la calle Los Rojas, en Aricagua, indicó que gracias a Morel quedan atrás los años utilizando una pequeña cocina de dos hornillas y que ahora junto a su esposa e hijo disfrutarán de este nuevo horno realmente espectacular.

Johanna Hernández, vecina de la calle Pedro Leoncio de Loma de Guerra, destacó sentirse feliz con la cocina que le facilitó el Jefe del Ejecutivo Insular. “Estoy muy agradecida por este regalo del Día de las Madres que me envía Morel y que siga apoyando a los ciudadanos de Margarita y Coche”, dijo.

Miguel Moya también de Loma de Guerra y favorecido con una cocina afirmó que de esta manera Nueva Esparta inició su camino hacia el repunte de su desarrollo ya que Morel cumple siempre lo que promete.

Irma Martínez es asistente de la iglesia del Santísimo Cristo, sector La Fuente, cuyos feligreses venían padeciendo de la ausencia del preciado líquido por lo que este tanque con capacidad para 1.700 litros que dona la gobernación pone punto final al inconveniente que tenían los creyentes al verse obligados a cargar con agua desde las casas de la localidad hasta el santo lugar de manera de realizar la limpieza y el aseo en general.

Yubilma Villarroel, residente del sector Las Tapias, callejón El Sapo con avenida 31 de julio, jurisdicción de Arismendi, precisó que desde hace años traía agua por medio de una toma ubicada a 200 metros de la vivienda y con una manguera deteriorada. “Era mucha la necesidad que teníamos por no contar con un buen servicio de agua, desde ahora gracias a Morel Rodríguez todo cambiará por lo que este envase es muy significativo para toda mi familia”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.