Por Mitzy Capriles de Ledezma

La tarea de escribir ha sido uno de los recursos que mas le han servido a Antonio Ledezma para sobrellevar primero, esos injustos 2 años y 10 meses de prisión y luego, estos miles de días que padecemos en el destierro. Esa experiencia la relata con detalles Antonio en su nuevo libro #LaTumba, que, tal como él lo explica, es el resultado de lo padecido en esos meses de cautiverio, pero también lo aprendido en cada texto devorado con la pasión con que leen los seres humanos que vencen la soledad con esas páginas que se convierten en su arma de lucha.

Antonio me hizo el honor de dedicarme esta nueva obra suya, se que lo hace con la sinceridad con que mantenemos una relación en la que somos de verdad uno para el otro, siempre dispuestos a dar lo mejor de cada uno de nosotros para defender las causas que hemos abrazado a lo largo de nuestros casi 40 años de convivencia. Sin embargo, lo que más me emocionó fue el giro que él le dio a ese noble gesto, señalando el día de la presentación que hicimos a casa llena, en la sala dispuesta por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, cuando destacó que esa dedicatoria era una forma de enaltecer a las valientes mujeres venezolanas que lo han dado todo luchando por la libertad de Venezuela.

¡Y es así! Honrar honra, y Antonio no ha hecho otra cosa que otorgarle el distintivo que merecen esas miles de madres que han visto a sus hijos marchar, protestando contra la dictadura, exponiendo sus vidas, tal como ocurrió con esos muchachos que fueron asesinados por los grupos de choque alistados por el régimen oprobioso que nos desgobierna. Esas abuelas que lloran a sus nietos ahora desterrados y a esas mujeres formadas en las mejores universidades del país que hoy tienen que emigrar para buscar mejores oportunidades para ellas y sus seres queridos.

Todos en familia hemos respaldado a Antonio en su empeño de dejar plasmada esas tragedias, pero más aún sus inquietudes en forma de ideas y propuestas para el futuro promisorio de la Venezuela que soñamos. Esas ilusiones que mantenemos incólumes, que no vamos a dejar que nos arrebaten como pretenden quienes corren la voz de que “todo en Venezuela se arregló” y que por lo tanto no tienen sentido nuestras quejas y denuncias que ponen de bulto todos esos descalabros que el régimen pretende ocultar con esas narrativas fabricadas en sus laboratorios.

Ya el libro de Antonio está en las librerías y en Amazon, y será para él un verdadero placer, saber que los venezolanos y otros ciudadanos de cualquier parte del mundo lo puedan leer y comentar, para que se pongan al día de lo que ha sido capaz de hacer la dictadura de Chávez y de Maduro a la hora de violar los mas elementales derechos humanos en Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.