Eneida Valerio Rodríguez
(@eneidavalerio)
Venezuela, es un caso inédito de destrucción, saqueo, omisiones y de un sinfín de situaciones, que después de una larga historia revolucionaria con más de 22 años se levanta de una sola vez, para apuntalarse como milagro inédito de recuperación.
Pdvsa, la gran salvadora, pasó sin un dólar de inversión a producir más de 700 mil barriles de crudo cada día y está lista para exportar, sin que tal situación se haya definido. La Bolsa de Caracas, admitió como estupenda las cotizaciones bursátiles de la CANTV aun el serio revés en materia de telecomunicaciones, que nos define, como uno de los peores países- no del continente- sino del mundo. Junto a este maravilloso despertar del gobierno en arreglar todo, no habla, de la postración en materia de energía eléctrica y suministro de agua. Tampoco de la inseguridad y falta de transparencia institucional.
Este “cuento” no despierta credibilidad, aunque sí, conocer las cifras pagadas a quienes hacen lobby para tejer tan perplejas e irreverentes historias que dio hasta para que nos visitara el Secretario General de la OPEP quien aseguró el incremento en la producción petrolera.
Del lado del gobierno irreverente y con suficiente experiencia en el márquetin lobista, la oposición tan desgastada y fracturada juega la misma carta de estupefacción, con serios visos demenciales y tal el caso, de Capriles Radonsky, quien ha cambiado la solución de la crisis política como primer eslabón tenido por los conocedores del tema para resolver y abordar luego, la económica y social, en todas los países con serios problemas en estos aspectos de gobernanza.
Ha declarado el ex gobernador de Miranda que primero, debe resolverse la crisis de la gente además de no explicar que entiende por esto y luego, la política. La absurdidad de su comportamiento es obscena. No queda duda.
Douglas Romero, economista profesor de postdoctorado de varias universidades fue consultado, sobre la certeza de tales declaraciones del político y si existen nuevos paradigmas en tal sentido capaces de cambiar el orden jerárquico para las respectivas respuestas. Enfatizó su respuesta, en la convicción de solucionar en primer lugar, la crisis política al tiempo que afirmó ignorar el pronunciamiento de Capriles, por considerar que corresponde a intereses bastardos.
Capriles, se ha labrado un cuestionado rechazo por su conducta complaciente con el régimen. Tulio Hernández, importante analista,lo hizo en relación al liderazgo oposicionista nacional y calificó al líder de PJ de inexistente.
La oposición, está incapacitada para garantizar una transición responsable y de no cambiar esta percepción en el ciudadano, la inseguridad, continuará deslizándose hacia caminos insalvables de caos y confusión. El gobierno, ha politizado la vida nacional y pulverizada la esperanza del venezolano y en tal sentido, se corre el riesgo de enfrentar una abulia grave en participación ciudadana, obligando tal circunstancia, a la urgencia de un nuevo liderazgo político, herramienta exitosa de país a mediano plazo.
Antonio Paiva, es economista y profesor de la UCV. Desmenuza con un interesante análisis político, social y económico la situación nacional frente, las pretensiones del régimen por crear rápidamente un nuevo país que le permita garantizarse su victoria en 2024.
Tiene Paiva, la certidumbre que el lobby encargado por Maduro, ha dado frutos.
Es positivo haber controlado la inflación que nos ubica como el más pobre de América Latina con un PIB 7 veces más bajo que Panamá y de Haití, país emblemático en pobreza, corrupción e incapacidad manifiesta para superarse.
China, fue el facilitador del gobierno de Maduro. Se negó financiarle nuevos proyectos y recomendó la apertura de los mercados con suficiente fluidez del dólar junto a la libre importación del mercado, sin controles de precios. Los chinos según el análisis de Paiva, supieron convencer a Venezuela y se contuvo en consecuencia, la hiperinflación que llego hasta 500.000% y también se dio la dolarización de la economía.
Estima, que las remesas, trepan los 8 mil millones de dólares,otros economistas las consideran de menor cuantía. Esta cifra poco confiable, reviste la propiedad irrespetuosa del régimen, en incumplir las observaciones exigidas por los organismos multilaterales e internacionales en tal sentido.
Paiva, aborda la situación social del país, admite lo complicado del asunto en lo salarial de pensionados, cuyos montos no cubre la canasta alimentaria ni siquiera en una cuarta parte, además de ser las menores de América Latina. Las dificultades aumentan debido a la desaparición de prestaciones sociales por antigüedad y cesantía laboral. Admite bueno, el programa de cestas del sistema CLAP pero es irregular en la distribución amén, de estar marcadas por la corrupción.
Asimismo, en lo social, destaca la precaria salud pública que compara con la imperante en el s. XIX y las crisis del transporte público, servicio eléctrico, agua y educación. Esta recuperación es titánica y requiere grandes inversiones, pero hay una comunidad que ha desarrollado importante emprendimiento y alimentan un despertar en medio de políticos y ciertos empresarios que buscan posicionarse
Paiva y Romero, creen en la necesidad y conveniencia de los cambios políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.