El sector empresarial de Nueva Esparta se sumó a la preocupación manifiesta de la población, que con protestas públicas ha exigido respuesta sobre la crisis de los servicios.

Jesús Irausquín, presidente de Fedecamaras Nueva Esparta, dijo que es alarmante el silencio de las autoridades directas de las instituciones y empresas de los servicios que siguen mostrando una crítica operatividad, porque sin la información real y transparente es difícil siquiera ofrecer apoyo.

“La incertidumbre es una de las peores sensaciones que experimenta la economía porque frena, atemoriza, y así es imposible considerar cuáles son los caminos más cortos y mejores para alcanzar el desarrollo regional. La planificación debe ser una regla por nuestra condición de insularidad”.

Alertó que ante la falta de respuesta la población está tomando la calle, y estamos a un escaso mes de dar inicio a la temporada turística más importante y larga del año, y pudiéramos no estar capacitados para atender la demanda.

Se reporta un retraso de la llegada del barco que transporta gas licuado y afecta al sector gastronómico, la mínima oferta de transporte marítimo crea inventarios precarios, la escasez de agua y las limitaciones que se mantienen en el combustible, deben llamar a una evaluación inmediata.

“Vemos con buenos ojos el esfuerzo del Gobierno en alentar el turismo internacional, pero si a la par no se enseria el tema de los servicios es poco probable un avance sostenido”, y agregó, que no solo se trata de que el sector de hotelero se blinde con plantas eléctricas y surta de agua con camiones cisternas, pues el perfil del turista determinó que un mayoritario porcentaje de visitantes se hospeda en residencias y aquí no hay la misma capacidad de respuesta.

“Los costos adicionales repercuten en todo, encarecen el destino, exige una mayor logística y no aporta a la estabilidad.

Ante la situación y considerando las alertas que ha recibido de las diferentes cámaras que agrupa la Federación, Irausquín urgió a las autoridades regionales y municipales canalizar soluciones inmediatas, gestionar una reunión con la Vicepresidencia de la República e incorporar temas como la participación del sector privado en el aporte de recursos necesarios para optimizar la infraestructura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *