ne.danterivas@gmail.com

¡Seguimos sumando buenas noticias para nuestro pueblo! Este jueves nuestra Asamblea Nacional aprobó en segunda discusión la Ley Orgánica de las Zonas Económicas Especiales y estamos bien contentos porque esta es una herramienta muy poderosa que permitirá impulsar con fuerza el desarrollo económico del país, el crecimiento de todos los sectores productivos.

Gracias a esta ley, pronto se verán beneficiados los sectores agrícola, pesquero, industrial, tecnológico y turístico, entre muchos otros. Además, se estarán generando miles de puestos de empleos productivos; aumentará la fabricación de productos, nuevos bienes y servicios para satisfacer las necesidades del pueblo venezolano y también para la exportación, con lo que estaremos produciendo las divisas necesarias para seguir creciendo.

Esta normativa es la base para generar confianza en los inversionistas nacionales e internacionales, lo que nos ayudará a disparar las inversiones privadas y así motorizar la economía en las zonas especiales que se determinen y en todo el país.

Por otra parte, teniendo una base legal clara, podremos simplificar los trámites y garantizar que los procesos productivos se realicen de forma eficiente, ahorrando tiempo y recursos, expandiéndonos más y obteniendo mejores resultados.

Lograremos diversificar la economía del país, variar y aumentar las exportaciones, participar en los procesos innovadores, cadenas productivas y mercados internacionales; promover la sustitución selectiva de importaciones, garantizar la transferencia tecnológica, asegurar el aprovechamiento de las ventajas comparativas e incrementar la generación de ingresos, que son algunos de los propósitos establecidos en la Ley.

Esperamos que muy pronto podamos comenzar a aplicar este maravilloso mecanismo y que estas zonas económicas especiales, donde existirán ahora nuevos regímenes destinados al desarrollo de actividades y proyectos económicos, empiecen a desarrollarse y brindarle beneficios a sus poblaciones. Eso queremos para nuestra amada Nueva Esparta, donde sin duda alguna debemos tener un régimen especial para el desarrollo socioeconómico y productivo de nuestro estado y nuestro pueblo. Un abrazo.

Dante Rivas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.