El 13 de julio se celebra el Día Internacional del Sarcoma

**Especialistas de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela y del Grupo Médico Santa Paula coinciden en la importancia de un diagnóstico oportuno para atacar la enfermedad y obtener mejores pronósticos.

Los pacientes con cáncer de pulmón, mama, riñón, tiroides y próstata tienen mayores riesgos de presentar cáncer de hueso, expresado en metástasis óseas en muchos casos tardías, de allí la importancia de garantizar un chequeo anual y no descuidar sus tratamientos. También es recomendable estar muy atentos a cualquier fractura, la presencia de alguna masa extraña o dolores en las articulaciones.
La advertencia la expone el doctor Luis Willians, traumatólogo especialista en tumores musculoesqueléticos del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), al ser consultado a propósito Dia de la Lucha contra el Sarcoma que se celebra este 13 de julio.
“En Venezuela no hay estadísticas de este tipo de cáncer. Generalmente se observa más en pacientes en la edad infantil que comprende de 0 a 15 años”.
Explica que también se observa en pacientes que están en la quinta década de la vida, cuyos casos suelen presentar metástasis en los huesos. “Suelen ser pacientes que han tenido otro tipo de cáncer previo, que han dejado sus debidos controles y acuden al médico a los 4 o 5 años, ya con metástasis ósea la cual se toma como un tumor óseo”.
Lamenta que los casos más extremos suelen verse en pacientes de bajos recursos, algunos de los cuales vienen de zonas rurales, y se presentan con una masa del tamaño de un balón de futbol. “En muchos de estos casos la cirugía nos lleva a la amputación, aunque se dan también cirugías conservadoras (se preserva la extremidad, superior o inferior) y en ambos la recuperación es lenta, pudiendo llevar hasta un año”.
Sociedad Anticancerosa exhorta a estar alertas
El doctor Juan Saavedra, gerente general de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), advierte que el sarcoma no puede prevenirse a diferencia de otros tipos de cáncer, que tienen factores de riesgo.
“Sabemos, por ejemplo, que la exposición de la piel a la luz solar intensa es un factor de riesgo para el cáncer de piel. Fumar es un factor de riesgo del cáncer de pulmón, de boca, de laringe, de vejiga, de riñón y de varios otros órganos. La mayoría de las personas con cáncer de hueso no tienen ningún factor de riesgo aparente.”, señala Saavedra.
El especialista descarta el mito de que un mal golpe en un hueso pueda desencadenar cáncer, y explica que se pueden monitorear algunos síntomas que motivan las alertas y hacerse los estudios pertinentes de forma oportuna.
Molestias al caminar, dolor o bultos son algunos de los síntomas
El doctor Willians, quien también es adjunto del servicio de tumores óseos del Hospital Oncológico Padre Machado, afirma que son diversos los síntomas de detección del sarcoma además del antecedente primario de otro tipo de cáncer.
“En los niños, las madres se dan cuenta porque presentan algún problema al caminar, un dolor, o una masa. Al tener estos síntomas, se debe acudir rápidamente al médico. Por lo general son los traumatólogos generales los que los refieren. En otros casos, es porque hubo una fractura, por una caída o por un golpe, y al hacer el estudio de rayos X se ve la lesión en el hueso”.
Por su parte el doctor Leopoldo Maizo, traumatólogo del GMSP, explica que cuando el sarcoma se detecta en rodillas y caderas suele estar localizado cerca de las articulaciones.
“Normalmente los trae a la consulta con el traumatólogo otras patologías distintas al cáncer. Incluso, es lo que en menos uno piensa cuando los recibe con dolor de rodilla o caderas. Llegan con dolores que los limita en el caminar o realizar ciertas actividades.”
Indica que una de las características suele ser un aumento de volumen en la parte que genera el dolor o una masa que no es normal en la zona de la articulación, siendo más evidente en la rodilla.
“El paciente es diagnosticado con estudios de imágenes, radiografías, resonancias magnéticas y tomografías computarizadas. Si se evidencia la presencia tumoral en rodilla o cadera, de cualquier índole, benigno o maligno, se remite a la consulta de tumores musculoesqueléticos, un profesional capacitado para las lesiones de ese tipo incluyendo los sarcomas”.
El chequeo oportuno es el mejor aliado
El chequeo oportuno sigue siendo para los tres especialistas el mejor aliado ante cualquier patología, incluyendo el sarcoma.
“Si hay alguna manifestación de dolor, presencia de masa, bulto o molestia, si hay mucha sensibilidad en la zona, siempre será importante acudir al médico a tiempo. El ejercicio físico, evitando el impacto en las rodillas y caderas, junto con una adecuada alimentación también son importantes. Mientras más peso tengamos será más difícil el diagnóstico porque las presencias tumorales se pueden esconder fácilmente. Por último, consumir vitamina E y calcio como actos complementarios indicados por el médico especialista”.
Para finalizar el oncólogo ortopedista Willians, señaló que el tratamiento de un paciente con sarcoma pasa por quirófano, quimioterapia, antes y después del evento quirúrgico, y en muchos casos por amputaciones y reconstrucciones que involucran prótesis, piel, músculos incluso tendones por lo que requiere un trabajo integral de un equipo de profesionales de diversas áreas de la medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.