Eneida Valerio

Los indios guaiqueríes poblaron buena parte de la zona oriental del país, con preeminencia en Cubagua y Margarita. En ambas islas, su presencia en la temprana etapa del encuentro de Colón y sus hombres con estas tierras, las cuales sobresaltaron su tranquilidad europea, dan cuenta de sus características particulares en comparación con otras etnias pobladoras de la provincia.
El Hno. Nectario María ha estudiado a la Virgen del Valle, desde su presencia en Cubagua hasta su llegada a Margarita.
Desde 1576 escribe, los indios guaiqueríes están estrechamente ligados a la Virgen del Valle. Aquella etnia, de la familia de los guaraunos, aún puebla la desembocadura del Orinoco. Se establecieron una parte,en la Margarita y otra en Cubagua donde alcanzaron un desarrollo importante incluyendo los asentamientos de tierra firme como Cumaná.
Lucieron aquellos primeros pobladores, perlas sacadas del mar y parte de la faena rutinaria.Eran perlas grandes y luminosas en los brazos y pechos de sus hombres y mujeres. Los conquistadores ávidos de madreperla, se las llevaron en cantidades importantes hasta agotar los ostrales y se cree que esta sequía, ocurrió a la vuelta de tres años. Nunca más Cubagua, tuvo perlas. Nunca más florecieron los ostrales del lecho marino, para algunos investigadores, rico de especies asomadas en la noche o el día.
Don Bernardo de Vargas Machuca, gobernador de Margarita entre los años de 1608-1614 dice que solo había para ese momento, quinientas personas. Versión desmentida por Fray Francisco de Villacorta, fundador de Porlamar y Cubagua, quien afirma que setenta y cinco años antes, es decir, en 1537 la población de guaiqueareis entre ambas islas, era de cuatrocientos indígenas.
Vargas Machuca, los define como grandes guerreros y valientes en tal que los indios caribes les huyen…”Si alguna vez les acometieron y obligaron a pelear, salieron maltratados de sus manos, que es por lo que tanto los temen”…
Añade Vargas Machuca que estos aborígenes se hicieron acreedores por tales razones, de ser libres de todo tributo y servidumbre y por reales cédulas el Rey los llamó; “Mis caballeros guaiqueríes”.
Los guaiqueríes, recibieron a la Virgen del Valle desde Cubagua. Han sido leales en su devoción iniciada en aquellos tiempos copados de impactantes hechos históricos, como reza el gobernador Vargas Machuca, quien refiere las fortalezas de los primeros pobladores de Margarita y Cubagua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.