El orador de orden resaltó en su discurso el empeño que tiene el alcalde José Antonio González “el Chino” de devolverle la alegría a los porlamarenses.*

Mariñenses conmemoraron los 234 años del natalicio del General en Jefe Santiago Mariño “El Libertador de Oriente”, con una Sesión Solemne en conjunto de la Alcaldía y el Concejo Municipal, realizada este lunes 25 de julio.

Los actos iniciaron con una ofrenda floral ante el busto del epónimo de este municipio por parte de directivos de la Alcaldía y concejales, así como de unos representantes de la Logia Sol de Margarita, para luego dar inicio a la Sesión Solemne, donde el orador de Orden, profesor Manuel Ávila disertó sobre la vida, estudios y luchas heroicas del General en Jefe Santiago Mariño.

Ávila destacó que hablar del General en Jefe Santiago Mariño en estos tiempos es un reto de grandes dimensiones, porque es analizar una personalidad de valores y principios de alta estatura, puesto que este margariteño nacido en el Valle del Espíritu Santo, el 25 de julio de 1788 logró consolidar una propuesta humana irrepetible en el tiempo.

Santiago Mariño fue un hombre descendiente de una familia de ricos con haciendas en la Costa de Paria y en Chacachacare. Cursó estudios de ingeniería militar en Trinidad y se formó como un gran esgrimista. Joven de gran responsabilidad y con una personalidad comprometida con la libertad que dejó la comodidad de la vida para lanzarse en busca de grandes hazañas. Nunca abandonó a sus tropas y “por eso fue un hombre magnánimo y popular que atendía a su gente y buscaba solventar sus problemas y necesidades”.

Hizo hincapié en que Santiago Mariño no solo tuvo como norte la independencia de Venezuela, sino de toda América, razón por la cual empequeñecerlo obedeció a una estrategia malévola para limitarlo solo al Oriente del país.

El orador de Orden, luego de disertar sobre la vida del General Santiago Mariño, resaltó sobre los cambios que se están viviendo en Nueva Esparta y en especial del municipio Mariño. “En seis meses comenzó la transformación de una ciudad. Una verdad del tamaño de un templo que el Alcalde de Mariño José Antonio González “el Chino” está empeñado en devolverle la alegría a los porlamarenses. “Lo está logrando a punta de trabajo en un proyecto que lleva buen viento y que cuenta con un equipo dispuesto a cambiarle el rostro a la ciudad marinera”, subrayó.

Reconocimientos

Luego de la disertación sobre el epónimo de este municipio, un grupo de personalidades del municipio y de la región fue condecorado con la Orden General en Jefe Santiago Mariño en su Única Clase.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.