Eneida Valerio Rodríguez
( @eneidavalerio)

Cruzar la selva o el mar,conlleva de igual manera desesperanza y confianza. Lograr la libertad, a través de cualquiera de estos extremos,no tiene precio en los kilómetros recorridos y sembrados de muerte.Ocurre en caso de ganar el desafío, la suma del ganador,a un desprecio y rencor acelerados hacia quienes les obligaron tales determinaciones desde sus respectivos países. La libertad, es una marca, un sello indeleble y en tales circunstancias de obligarles a salir,lavarla no es fácil.
Vivir la muerte de manera diversa y enfrentarla en su cotidianidad representa un acto de valentía y también una mezcla de irracionalidad sin tregua para ensayar riesgos sobre el desespero que crece cada día y empuja a tales actos heroicos, muchas veces sin explicaciones, porque el hombre buscará siempre su libertad aun cuando sea una tarea adversa debido a las condiciones envolventes.Siempre la libertad será un reto y el hombre la desafía.
Los estudiosos del tema,han analizado desde la perspectiva global la inclusión de países, definidos como demócratas y cuyos regímenes exhiben prácticas autoritarias poniendo en riesgo no solamente al sistema sino igualmente, las poblaciones sin respuestas a sus convicciones expresadas en el sufragio universal, como garantía de la mejor selección candidatural.
Esto,obliga un replanteamiento de las nocivas influencias sobre las democracias.Es el caso del populismo,en proporciones preocupantes en países de Europa, en EE.UU y otros países definidos como democracias. Esta tendencia en Europa la ciega en el sentido que piensa que sus méritos derivada de su cultura ancestral puede darle un sitial especial en la vida del planeta.Y esta práctica se torna rutinaria, como lo determina el caso de EE.UU.
El ex presidente Donald Trump, alcanzó calificaciones que nunca antes había definido algún antecesor suyo .Se le endilga en su afán desmedido por lograr una segunda victoria electoral, el asalto al Capitolio, cuyas consecuencias penales se estudian todavía. El populismo de este mandatario,al aparecer como líder de tales hechos echó por la borda toda una imagen de hombre exitoso en el mundo inmobiliario, desempeño central de su actividad económica antes de abrazar la vida política.
Sus credenciales,sefueron a la borda y junto su talante autoritario,este ex presidente divide al partido Republicano. Hablar de autoritarismo en aquel país, modelo de democracia y libertad,resulta cuesta arriba pero ocurrió y dejó heridas sin cicatrizar todavía.La democracia se observa con pérdida de libertades por los nuevos lideres demócratas.
Si en el país, del norte, el mismo del sueño, las condiciones restringieron a la libertad.Hay casos de mandatarios de países pequeños y de tradición autoritaria marcados por el populismo como verruga y la corrupción como dislate para gobernar. Llegan en medio de este discurso, que engaña hasta decaer a las democracias que debilitadas por una restricción severa de sus características, no tiene respuesta para su perfectibilidad.
Todos se cuestionan, pero terminan los nuevos aspirantes por hacerlo en iguales y hasta peores condiciones.
Nayibe Burkele, es el presidente de EL Salvador, desde 2018 El país centroamericano, de baja población pero con una alta tasa delictiva definida principalmente en las llamadas Maras,que no son otra cosa que pandillas para robos y saqueos y quienes por muchos años azotan a la población sin respuesta de los gobiernos anteriores. Bukele decidió acabar con las mismas pero se ha valido del discurso populista,con mucha teatralidad que le define como artificial e insincero en sus planteamientos. No tiene el engancha suficiente para despertar multitudes, aunque goza de un importante índice de aprobación.
No admite discusiones en su entorno,menos que le critiquen.Como gobernante,muestra un discurso elemental y lleno de lugares comunes.Su mano derecha,la abogada Berta Daleon a quien conoció en medio de la campaña política, comenzó a llamarle la atención sobre ciertas contradicciones,como emplear a buena parte de su familia en los principales cargos y algunos indicios suficientemente inspiradores de críticas por desviaciones administrativas.
Daleón huyó y está refugiada en México.Bukele,no le acepto observación alguna.¿Qué diferencia tiene este presidente con los más connotados populistas de América Latina amén de juventud que le favorece?
Venezuela,responde en materia populista a patrones ideológicos,amén de restringir las libertades de manera consistente. Ahora, la pretensión de reforma de la Ley de Ejercicio del Periodismo, no busca sino crear mayores restricciones a la libertad de expresión. Amparados sus reformadores en la necesidad de tomar en cuenta las NTIC la idea, es desprofesionalizar los estudios a nivel de pre grado y darle un sentido de baja politización al gremio para sumirlos en sus deseos políticos.
Porque en Venezuela, por siglos la figura del caudillo,ha prevalecido sobre intereses sociales y civiles.El caudillo, se ha tratado de identificar con el pueblo y el éxito acompaña tales pretensiones.En este manejo laberintico del mundo del caudillo,las leyes han sido identificadas con fines acomodaticias al poder político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.