A pesar de despedirse del tenis con una derrota por (4-6, 7-6 (2) y 11-9), ante los estadounidenses Jack Sock y Frances Tiafoe, Roger Federer brilló dando uno de sus mejores juegos en compañía del español Rafael Nadal.

Desde un inicio el raquetista resplandeció en la pista central, cada saque y jugada estaban hechas con el más puro sentimiento y combinado con su experiencia dio su última clase maestra del deporte.

No tardó mucho tiempo para que la figura recibiera millones de elogios posicionándose como tendencia en redes sociales.

Las lágrimas de Federer tras el partido se unieron las de Nadal y las de los 17.000 espectadores que llenaron el O2 Arena de Londres.

Muchas personalidades de la disciplina estuvieron presentes, incluyendo a Novak Djokovic quien les asesoraba con los cambios, un trio que jamás se volverá a ver pero que permanecerá en la historia.

Federer para la historia
Considerado como uno de los mejores tenistas de la historia, el suizo le puso fin a su carrera este viernes en el torneo que creó, la Laver Cup.

Durante 24 años, Federer deslumbró en los distintos torneos del mundo acumulando un palmarés de puro Grand Slam.

«No sé si podré gestionar todo esto», admitió el suizo de 41 años el jueves en conferencia de prensa, cuando fue preguntado si temía que la emoción le embargue en diferentes momentos clave de esta jornada única.

«En el pasado tuve momentos muy duros, a veces estuve horriblemente nervioso, antes de partidos en el transcurso de todos estos años», añadió.

El tenista español a pesar de que este año ha tenido altibajos con su rodilla no dudo en aceptar la invitación del maestro para hacer un duo para este viernes.

«El jugador más importante de mi carrera se marcha. Al final vivir ese momento será difícil, pero está claro que es muy excitante y le estoy muy agradecido», dijo Rafael Nadal.

Fuente: Lider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *