Manuel Avila

La creación de la Ley de Cronistas por el Consejo Legislativo abrió las compuertas de la legalidad cuando en la Gaceta Oficial del estado Bolivariano de Nueva Esparta en su Número Extraordinario 5579. En esta Ley del Cronista y La Cronista Oficial del Estado Bolivariano de Nueva Esparta se le puso un cerco legal al nombramiento de estos custodios de la historia regional. El resto de las posiciones encontradas es parte de los comentarios y opiniones, pero en el campo de las leyes en una sociedad los ciudadanos debemos adaptarnos a lo que establezcan las leyes de la República.
Un año duró el trámite legal para la elaboración de la Ley de Cronistas y salió de ACOENE al CLEBNE donde hubo debates, discusiones y hasta enfrentamientos de la bancada de oposición y gobierno. La cortaron, le eliminaron artículos y condensaron una ley que pusiera orden en un espacio de cronistas que por años no estuvo reglamentado en la selección de candidatos. Todo eso ocurrió en el 2022 hasta que llegó el momento de presentar una terna entre los cronistas oficiales de Nueva Esparta que llegó a manos del Gobernador para que tomara la decisión final. No fue un proceso fácil sino lento durante un año donde el CLEBNE como organismo hacedor de leyes puso orden en la selección del Cronista de Nueva Esparta.
En el tiempo venían ocurriendo arbitrariedades y toma de decisiones vinculadas al hecho político y se tomaban en cuenta credenciales y la trayectoria de los cronistas de la región, pero faltaba el elemento jurídico que le diera sustento a eso nombramientos que debían no solo tener la decisión del Gobernador, sino del Consejo Legislativo y de la Asociación de Cronistas como organismo rector de la crónica en la región. Por eso los cronistas decidieron empezar a transitar los caminos de la legalidad para evitar en el futuro que ocurran toma de decisiones alejadas de lo estrictamente jurídico y de las leyes de la República. Ese trabajo acucioso y del detalle jurídico se hizo consultando leyes y reglamentos de otros países, de los estados y de los municipios para aportar un documento que le permitiera al CLEBNE y su equipo jurídico tomar las decisiones correctas a la hora de elaborar la ley. Se hicieron grandes discusiones y consultas, se abrió un chat público para que la gente opinara y hubo discusiones importantes entre los legisladores para llegar a esa ley que se solicitó a petición del Gobernador Morel Rodríguez Avila para poder tomar la decisión de nombrar el Cronista de Nueva Esparta.
Se trataba de un asunto serio que le daría carácter de legalidad a la nueva ley y que permitiría al Gobernador, al CLEBNE y a la Asociación de Cronistas Oficiales del Estado participar en la decisión de elegir al Cronista de Nueva Esparta. Largos meses ocupó la discusión donde tuvo la oportunidad el pueblo de Nueva Esparta de opinar en torno a la ley y así ocurrió. Los debates entre los legisladores de la región fueron interesantes y los cronistas fuimos testigos de acaloradas deliberaciones que terminaron dando forma a una ley que blinda jurídicamente a” esos agentes divulgadores del conocimiento social, histórico y cultural de su comunidad” como reza en el preámbulo de la ley.
El día del Cronista se realizó un acto en el Centro de Artes “Omar Carreño” de La Asunción donde fue orador el Cronista de la UDO el doctor Rafael Lunar Leandro y fue presentado por el doctor Alexis Marín Cheng, Cronista del Municipio Marcano. En esas ponencias de antología lo fundamental fue la esencia y la identidad de los cronistas que siguiendo el legado de Jesús Manuel Subero, Ángel Félix Gómez, Rosauro “Charo” Rosa, Cheguaco Salazar, Felipe Natera Wanderlinder, Esther Quijada, Nicanor Navarro y tantos cronistas neoespartanos que impulsaron la crónica como un elemento fundamental para el desarrollo de esta sociedad insular. A partir de ese momento comenzó el camino de la publicación de la ley y de la aprobación por parte del Gobernador Morel Rodríguez Avila el principal interesado en darle visos legales a esta actividad y el camino fue largo hasta la selección del Cronista del estado Nueva Esparta.
El artículo 3 señala “El Cronista o la Cronista Oficial de la entidad será designado a por el Gobernador del Estado Bolivariano de Nueva Esparta, previa consulta con la Asociación de Cronistas Oficiales del Estado Nueva Esparta (ACOENE), así como cualquier asociación que se considere pertinente. En caso de desacuerdo en la selección el Gobernador hará de oficio el nombramiento previa notificación al Consejo Legislativo Regional”. Eso llevó a la Asociación a presentar una terna integrada por Manuel Avila, Luís Marcano Boadas y Juan José Prieto Lárez así como establece la ley y se cumplieron los pasos legales para la selección del Cronista Oficial del Estado Nueva Esparta. Eso nos indica que más nunca se violentará la ley en el nombramiento del Cronista de Nueva Esparta porque nunca la Asociación de Cronistas Oficiales permitirá que un miembro de su Asociación se demarque de su organización para en conchupancia con el Gobernador de turno violente la ley y ascienda al poder. Cualquiera de los cronistas oficiales ha podido ser el candidato a Cronista Oficial porque todos tienen credenciales para ser rector de esta institución. El triunfo fue de la Asociación de Cronistas de los que diariamente escriben e investigan sobre nuestra historia, de los que están pendientes de los acontecimientos diarios para plasmarlos en el papel y preservar los que ocurre diariamente en nuestras comunidades. Ganó ACOENE que se fortaleció y le dio una lección al mundo de cómo se deben hacer las cosas bajo el cobijo de la ley.
Hacía falta la ley y se logró cristalizar un esfuerzo mancomunado que le permite al Gobernador de Nueva Esparta respetar el Estado de Derecho y garantizar la selección y la permanencia de los Cronistas como motores de la preservación del hecho histórico pasado y presente de la región.
Eso no se había realizado con anterioridad porque según la ley inventada por el anterior Gobernador no consultó a la Asociación de Cronistas Oficiales, ni al CLEBNE y solo el criterio del Gobernador privó para la selección del cronista que siendo miembro de ACOENE ni siquiera volteó la mirada hacia el organismo que rige a los Cronistas de Nueva Esparta. Por esa razón quedó en el aire un nombramiento que se hizo a capricho y sin el amparo de una ley que blindara tal nombramiento. Por esa situación tanto el Gobernador como la Asociación de Cronista y el CLEBNE decidieron para cuidarse las espaldas hacer una ley que le mostrara a la región cómo se hacen los asuntos públicos con transparencia y de cara al pueblo.
Este 18 de noviembre después de casi un año de trabajo se nombró el nuevo Cronista Oficial de Nueva Esparta en la Sala de Conferencia de la Gobernación de Nueva Esparta para poner fin a unas disputas jurídicas que habían dejado en el aire el nombramiento de los cronistas estadales y como señaló Don Rómulo Gallegos para sintetizar el No Pernaletismo, la barbarie y los abusos en el Llano venezolano,
“Algún día será verdad. El progreso penetrará en la llanura y la barbarie retrocederá vencida. Tal vez nosotros no alcancemos a verlo, pero sangre nuestra palpitará en la emoción de quien lo ve”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *