Pedro González Silva

El año 2023 representa un nuevo comienzo para la humanidad; es el año de los emprendedores, un año para iniciar, impulsar, para ser precursores, es un año para tomar iniciativas, picar adelante; no esperemos a ver qué pasa, demos el paso hacia adelante y seamos los primeros, los que abramos caminos. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

Iniciamos 2023 con Júpiter transitando por el signo de Aries; el astro de la expansión, la abundancia y la buena fortuna estará hasta el 16 de mayo en esta franja del zodíaco, propiciando esta extraordinaria energía en la primera mitad del año.

Luego entrará a Tauro, donde permanecerá el resto del 2023, favoreciendo enormemente la productividad; todos aquellos que en la primera mitad del año se conecten con la energía pionera y emprendedora de Júpiter en Aries, obtendrán muy buenos frutos con Júpiter en Tauro, el resto del 2023.

Las iniciativas que se tomen con Júpiter en Aries, si se mantienen con perseverancia, se consolidarán, fortalecerán, y crecerán con Júpiter en Tauro. Este será un año para pensar en grande, para atreverse a actuar, eso sí, paso a paso, con estrategia, disciplina y paciencia, para poder obtener buenos resultados que garanticen la estabilidad y crecimiento de nuestros proyectos.

El eclipse solar que se dará el 20 de abril en Aries, marcará la pauta para que cada uno de nosotros redefina sus propósitos de vida y se conecte con iniciativas que representen un nuevo camino a seguir en este ciclo anual. Es hora de nuevos comienzos.

Aunque Júpiter salga de Aries en mayo, la energía pionera se incrementará con la llegada del Nodo Lunar Norte a este signo, en el mes de julio. Entonces el impulso de principios de año se convertirá en una misión a cumplir, en un destino casi que inevitable.

El aprendizaje del Nodo Lunar Norte en Aries tiene que ver con lograr salir adelante por nuestro propio empeño e iniciativa, significa buscar y encontrar nuestro camino personal, nuestra propia identidad, conectarnos con nuestras potencialidades inexploradas, con lo que por misión divina hemos venido a hacer en este mundo.

Será tiempo de pulir la personalidad de cada uno, su “yo soy”, su individualidad. Será tiempo de hacer lo que realmente deseamos, lo que nos hace sentir realizados.

Este año casi concluye el largo tránsito de Plutón por Capricornio, y al salir de este signo, se hará más evidente el proceso de derrumbes de viejas estructuras, de modelos caducos, que están en su última etapa de funcionamiento.
El 23 de marzo, tres días después del equinoccio de primavera (inicio del año astrológico), se dará la primera entrada de Plutón en Acuario. En junio regresa por última vez a Capricornio por el resto del año, y será en 2024 cuando se quede definitivamente en la franja acuariana por un largo período.

Entre marzo y junio, tendremos entonces el abrebocas de lo que será Plutón en Acuario. El astro de las grandes transformaciones estará exaltado (muy fuerte) en el signo de la modernidad, de los grandes avances, de los procesos renovadores.

Será un abrebocas donde podremos visualizar los profundos cambios que vienen para la humanidad, en lo social, político, económico, científico y en general, en todos los aspectos de la vida, en concordancia con la era acuariana que está empezando a manifestarse.

El eclipse solar en Libra que se dará el 14 de octubre, marcando el cierre de este ciclo anual, ayudará a recomponer las relaciones humanas, pactos y acuerdos, para integrar las diferentes experiencias individuales en nuevos modelos sociales.

Desde el 7 de marzo y durante todo el año, estará Saturno en Piscis, que ayudará a canalizar nuestra necesidad de disciplinarnos para alcanzar los objetivos deseados; en Piscis, la capacidad de trabajo se acentúa y nos da la propensión a involucrarnos en nuestras metas con una dedicación que raya en la devoción, sin límite de tiempo ni horario.

Saturno en Piscis nos dará el espíritu de sacrificio necesario para avanzar en nuestros objetivos, favorecerá nuestro orden interno, fortalecerá la fe que pongamos en nuestras metas, y se nos irán las horas dedicados al esfuerzo constructivo, lo cual favorecerá a que veamos resultados concretos a nuestros sueños, producto de la acción enfocada.

Si así lo visualizamos, nos lo proponemos (sin dejarnos arrastrar por entornos pesimistas), y actuamos en concordancia, 2023 será un año grandioso.

Ilustración: Pedro González Rondón
http://galeriapetrograph.blogspot.com/

Consultas y cursos de Astrología por el WhatsApp: +58 4148206763

Instagram: @gea_instituto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *