Margarita era un pueblo grande, de pescadores dorados por el sol. El aire pesado, producto del calor, hacía que las personas tuviesen un andar lento, una presencia pausada que daba la sensación de que el tiempo se olvidaba de pasar por sus tierras, y las gentes eran libres de sus designios. Mi abuelo era muy popular en la isla, conocido por su buen sentido del humor, su afición a los juegos de azar, y por ser contrabandista de whisky en la década de los 60 cuando en la isla el principal ingreso era la pesca. En La Asunción, al fondo de su casa, tenía un cuarto con un pasaje secreto, subterráneo, una especie de cava, donde guardaba el licor, además de cajetillas de cigarros de diferentes marcas que traía de Curazao. Con mi abuela tuvo cinco hijos, cuatro niños y una niña. A su vez, con otra señora, tendría unos ocho más. En esa época no estaban muy reguladas las adopciones, y había una pareja de italianos, que, movidos por los rumores del abuelo con muchos hijos, se acercaron a su casa. Esta pareja tenía años tratando de concebir y no lo lograban, habían intentado de todo, visitado varios médicos, y nada, esa tierra parecía ser infértil. Estaban tristes, querían aunque fuese uno, pero pareciera que Dios los penalizaba por quién sabe qué razón. Desesperados, fueron a casa de mis abuelos, y de todos los niños que vieron jugando en el patio, les llamó la atención la niña, quizás porque era la que más se parecía a ellos. Era blanquita, de cabellos rubios, un poco tímida, y de ojos tristes. Se la pidieron al padre, éste, cuenta mi abuela, miró de un lado al otro, como dudando. Habrá pensado, yo tengo tantos, y ellos no tienen ninguno. Pero antes de que pudiera decir nada, mi abuela los interrumpió y le pidió a la pareja que se fuera. Siempre quedó la duda de qué hubiese dicho mi abuelo, ¿y si hubiese aceptado? De ser así, mi mamá no hubiese sido mi mamá, y nunca nos habríamos unido en esta maravillosa coincidencia.

Aromaia León Salazar, actriz y dramaturga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *