Pedro González Silva

Desde el pasado 20 de enero, el Sol se encuentra transitando por Acuario y activando su energía. Es un signo de aire, lo que le hace idealista, mentalmente muy activo y creativo. Es un signo fijo, esto influye para que los acuarianos sean muy tenaces, especialmente en lo que se refiere a sus propósitos esenciales de vida. Acuario es fijo en su temperamento obstinado, pero a la vez ama los cambios, la innovación.

Acuario se caracteriza por su sentido universal de las cosas, las personas y los ideales. Este signo representa la amistad y la sed de conocimientos, un gran deseo de libertad, sentido igualitario y fraternal. Acuario es uno de los signos más humanitarios del zodíaco. Su sentido del progreso es infinito.

Tiene una gran capacidad para la síntesis: Acuario puede aceptar en principio ideas divergentes y luego las procesa, creando sus propias ideas o conceptos, haciendo una síntesis de todo aquello que asimiló. El temperamento de Acuario es inquieto, eléctrico, imprevisible.

Acuario es regido por Urano, el planeta de los cambios abruptos, radicales y sorpresivos. Es el astro de la modernidad, de la electricidad, es el que rige la astrología, la cibernética, la genialidad.

Urano representa la fuerza bruta primitiva no dominada, como un río en creciente o un derrame de lava en movimiento, que obra sin regla ni razón. Se le atribuye el desorden y las revoluciones, la inestabilidad del individuo y de las naciones, la ruptura del orden establecido.

Urano es el planeta de la ciencia y de los inventos, el dios reformador que destruye lo malo para que lo hagamos mejor. Es rebelde, inquieto, brusco. Es el astro de los nuevos tiempos, cuyo tránsito nos da un gran deseo de cambio, de renovación, y nos trae muchas sorpresas.

En un plano superior, desde hace unos años estamos comenzando a vivir las cualidades de una nueva era acuariana, es decir, nuestro planeta está en los inicios de un tránsito por la zona de influencia de la constelación de Acuario, ciclo de más de dos mil años, que apenas empieza a vivirse.

El paso Plutón por Acuario (del cual tendremos un abrebocas en este año, entre marzo y junio) es una gran oportunidad para avanzar con más fuerza y consciencia en el aprendizaje de esta nueva era. Y es bueno hablar sobre cuáles son estas cualidades y disipar informaciones confusas al respecto, que están signadas bajo las nebulosas energías de la anterior era de Piscis.

La “nueva era” no es una religión, por eso es incorrecto hablar de grupos de la nueva era o de tendencia “new age”. El practicar disciplinas como la astrología, esoterismo, prender inciensos, la Yoga, entre otras, son muchas de ellas prácticas ancestrales y no necesariamente tienen que ver con la nueva era, aunque su masificación y la nueva forma de ver estas prácticas, sí tiene que ver.

Lo que indica una nueva era, es una nueva actitud, una nueva manera de hacer las cosas, el énfasis en determinados aspectos del comportamiento humano. La astrología bajo la nueva era renace con un énfasis más humanista y científico; el esoterismo pasa a ser conocimiento científico elevado, la ciencia se da la mano de la espiritualidad para encontrar verdades, es un tiempo donde el énfasis está en el conocimiento y en el desarrollo del ser humano.

Las claves de la era acuariana son: mente abierta, revelación de misterios divinos a través del conocimiento, descubrimiento efectivo del poder sagrado del ser humano “a imagen y semejanza de Dios”, síntesis de todos los conocimientos ancestrales y religiones, el ser humano por encima de otras consideraciones.

Consultas y cursos de Astrología por el WhatsApp: +58 4148206763

Instagram: @gea_instituto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *