Un grupo de jóvenes venezolanos crearon Biciola, una solución local con alcance global para la eliminación de microplásticos en las playa

Reducir los volúmenes de microplásticos que llegan al mar, se ha convertido en uno de los mayores desafíos en los últimos años. Debido a que estas partículas no se biodegradan, sino que se desintegran en partes más pequeñas, son ingeridos por muchos organismos, alojandose en el cuerpo, los tejidos y hasta en las placentas humanas. Sus efectos dentro de los seres vivos pueden ser mortales, sobre todo en aves y tortugas marinas, que no son capaces de discernir sobre la calidad de su alimento y se intoxican sin darse cuenta. Hoy en día, se pueden conseguir microplásticos en la sal, el agua embotellada, la del grifo y hasta en el aire. Pero lo más escalofriante ha sido el reciente descubrimiento, en donde se constató que los microplásticos afectan el ciclo del carbono, siendo un gran impulsor del cambio climático, y un llamado a la reflexión, es momento de actuar.

En busca de soluciones innovadoras, con gran impacto social, un grupo de venezolanos apasionados por la conservación de la biodiversidad diseñó Biciola, una herramienta innovadora y de bajo costo para abordar el creciente problema de la contaminación plástica en las playas. Esta máquina utiliza la energía de una bicicleta para filtrar y tamizar los microplásticos de la arena, lo que ayudará a proteger la vida marina y la salud humana.

Biciola surge de una profunda preocupación por el creciente problema de contaminación de por plásticos en Venezuela. La desinformación de la comunidad en general, es uno de los principales desafíos al que se enfrentarán los fundadores de biciola. Por tal motivo, involucrar a las comunidades locales para crear conciencia sobre los microplásticos es la columna vertebral de esta importante iniciativa, cuyo objetivo es garantizan ecosistemas costeros limpios y saludables.

Se espera que esta máquina sea implementada en Pampatar, Isla de Margarita, su éxito servirá de semilla para la adaptación transformadora en Venezuela, Latinoamérica y el mundo. Este noble proyecto se plantea generar un movimiento social que promueva la responsabilidad ambiental y la conservación de la naturaleza, aportando activamente una solución a este problema global.

Es importante la divulgación de esta noble campaña, por ello te invitamos a compartir la iniciativa, y a donar en la campaña de Experiment cuyo link está al final del artículo. Con tu valioso apoyo Biciola podrá contribuir a un futuro más limpio y sostenible para todos.

Tu apoyo y divulgación es importante, visita nuestra campaña
https://experiment.com/projects/can-cycling-help-clean-up-microplastics-from-beaches-and-conserve-coastal-ecosystems

6 comentarios

  1. Estupendo idea, mucha falta hace este tipo de mecanismo para sanear nuestras playas. Felicitaciones a todo el equipo de trabajo de este extraordinario invento.

  2. Buenísimo!!! Bravo!!! Un poco en el aire al no saber de sus inventores!!! Igual me parece que es lo que necesitamos: SOLUCIONES!!!

  3. Felicitaciones, felicitaciones….
    Que sigan floreciendo más iniciativas como esta. Me encantaría saber el día que estarán en Pampatar.

  4. Iniciativas como estas son a las que todos deberíamos sumarnos para apoyar en la campaña sanadora de nuestras playas…un hurra por tan importante proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *