Mary sin fronteras

  • Hoy venimos en busca de una de las ciudades más antigua de toda Europa, una fortaleza amurallada, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986 y conocida en todo el mundo como la ciudad de las tres culturas, hablamos sin duda, de la histórica Toledo…

Marisol Montilla Ávila

Marisol Montilla Ávila

M.M/ CNP 6.561

Toledo está ubicada a solo 72 kilómetros de Madrid, y es conocida como la ciudad de las tres culturas por haber estado poblada durante siglos por cristianos, judíos y musulmanes. Fue la antigua capital de España, actualmente es la capital de la provincia de Castilla La Mancha, y es una de las ciudades con mayor auge turístico del país.

La primera fuente escrita, en donde aparece la palabra Toledo, es en la obra del historiador romano Tito Livio, cuyo significado es “levantada, en alto” y es precisamente lo que notamos al recorrerla, una hermosa ciudad imperial construida sobre el cimiento de una colina.

 ¿Cómo llegar a Toledo?

La forma más rápida es a través del Renfe, desde la estación Madrid Atocha, el boleto ida y vuelta cuesta aproximadamente unos 30 euros, te recomiendo que lo hagas por la web, es mucho más barato que en taquilla, la trayectoria en tren es de solo 25 minutos, pero la más económica es tomar el autobús que sale desde la plaza elíptica, hasta la estación de Castilla la Mancha, por solo 10 euros ida y vuelta y el recorrido es de 50 minutos. Ya en Toledo, puedes tomar el autobús de la línea 71, que sale de la plaza Zoco Dover, en el centro de la ciudad.

Qué ver en Toledo.

Para iniciar el recorrido puedes hacerlo por la antigua Puerta Bisagra, o a través de las escaleras eléctricas, por si no quieres subir un montón de escaleras. Llegamos a la Mezquita del Cristo de la Luz, aquí puedes comprar una pulsera a un precio de 12 euros que te permitirá entrar a 7 de los sitios más importantes de Toledo.

Laemblemática mezquita del Cristo de la luz, es la segunda mezquita más antigua de España, después de la del parque Arqueológico de Recópolis, que no solo es la más antigua de España, sino de toda Europa. Esta es uno de los monumentos más importantes de la arquitectura hispano-musulmana en el país y la más significativa muestra de arte islámico de Toledo.

Luego llegamos a la plaza de Zocodover, es la zona más importante y comercial de la ciudad dentro del casco histórico. En la plaza del ayuntamiento se encuentra la espectacular catedral Santa María, es un templo católico de arquitectura gótica. Posee el título de Catedral Primada de España, lo que significa que para la iglesia católica es el templo más importante.  Para recorrerla se debe pagar 10 euros, y las entradas las puedes obtener justo al frente, incluye una audioguía. Es importante que sepas que no puedes grabar dentro, pero definitivamente el santuario es un espectáculo por dentro, vale la pena recorrerlo.

Seguimos nuestro recorrido hasta la Iglesia de los Jesuita. Su historia se remonta a más de tres siglos atrás. La tradición cuenta que se construyó sobre la casa natal de San Ildefonso, Patrón de la ciudad de Toledo. El santuario está considerado el mayor templo barroco de la ciudad, y lo que muchos de los turistas no saben es que, desde su torre, se puede ver a todo Toledo.

Solo al entrar al Barrio Judío, veras unas marcas históricas en las paredes y el suelo que te lo indican, justo allí encontrarás también la Sinagoga de Santa María La Blanca del Siglo XIII.

Lo típico

Lo más típico en Toledo, a parte de sus hermosas calles angostitas y empedradas, son las tiendas de espadas, cuchillos y armaduras, forjadas durante siglos por míticos maestros artesanos, recordemos que en Toledo se produce el acero más puro y flexible del mundo, de allí su valiosa calidad.

A parte de las espadas, también es conocido por el laborioso lujo del arte damasquinado y su colorida cerámica. El Damasquinado, se trata de una técnica artesanal que incrusta metales preciosos formando dibujos en una base de hierro o acero. Piezas y platos que constituyen una verdadera obra de arte, pero también, un golpe dura al bolsillo.

Si hay un monumento que revela el paso de los Romanos por esta ciudad, es el acueducto de Toledo, aunque a simple vista, los restos conservados sugieren una estructura de puente, donde hoy solo se aprecian sus bases, a ambos lados del rio Tajo. De acuerdo con los antecedentes históricos, esta obra fue construido en el siglo I y II, con el único propósito de traer agua potable a la ciudad de Toledo y solventar el problema de abastecimiento que poseía la ciudad.

 La mejor época para visitar a Toledo es en primavera, pero no cabe duda, que esta impresionante ciudad, vale la pena visitarla, disfrutarla y recórrela en cualquier periodo del año, hoy más que nunca, Toledo es considerado un bastión cultural, que aún conserva la imagen de ciudad medieval amurallada, donde se sintetiza la historia española y la herencia de antiguas generaciones que dejaron a su paso su arte, costumbres y tradiciones.

Suscríbete a mi canal, regálame un like y déjame tu comentario que me ayudará a seguir generando contenidos. / Mary sin fronteras: https://www.youtube.com/channel/UC-ibcRtlB-zhZqX5nS4Is5A

                                                                                                                   Insiste… persiste… que el éxito, EXISTE.

• Twitter: https://twitter.com/marysinfronteras

• Instagram: https://instagram.com/marysinfronteras

• Facebook: https://facebook.com/marysinfronteras

• Tiktok: https://marysinfronteras

Correo: marisolcma@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *